lunes, 25 de septiembre de 2017

             
                                "EL PUCCIARELLI DE HOY EN DÍA".........
Muchas veces una simple foto, una charla con amigos o una entrevista que divulga un programa de televisión, traen evocaciones de tiempos bastantes lejanos y que yacen dormidas en la mente...
Muchas veces esas evocaciones acerca de la cuales escribo, carecen de alegrías....Pero hay que contarlas, igual. Porque son un pequeño retazo de ciertas identidades que se quedaron colgadas de las ramas de la historia; donde se reflejan el sufrimiento de ser segregado y la sensibilidad de no "adaptarse" al mundo que les rodea......
Hoy, miraba "AMERICANDO" y en la entrevista que le hizo Juan Carlos López, al Sr. Luis Alberto Bentaberry Martínez, me trajo a la memoria por su similitud en la forma de actuar ante la vida, a la de aquel hombre introvertido, místico e incomprendido, que hace muchos vivió en Vergara y que se llamaba: VICENTE PUCCIARELLI OLMOS.-
Tantos años atrás, que según me contaban mis mayores había sido alumno de la Escuela Nro. 13 de Varones, en los albores del 1900 y poco, bajo la dirección del Maestro Arturo Lecuna.-
Su padre fue un inmigrante italiano.-
Para algunos, como Serafín J. García: Julio Pucciarelli; para los registros escolares: Carlos Pucciarelli; que fue albañil, de los primeros tiempos del pago viejo. Que además de haberse dado tremendo golpe al caer de un andamio cuando construían el Hotel de Regino Ledesma (donde hoy es la Farmacia Vergara), su casa, un pobre rancho (donde hoy, tiene la cabaña Jorge Toledo), fue un calvario de dolor, de alcohol y de miseria. Su esposa: Juana Olmos, terminó perdiendo la razón y volviéndose demente, con los hijos entrando a crecer.....
Además de Vicente (el nombrado) el matrimonio tenía dos hijas más: Rosita y Ana, de las cuales contaban que con el varón antes aludido, se disputaban a peleas y a mordiscos, las raciones exiguas que ingresaban al hogar.-
Así creció Vicente Pucciarelli Olmos.-
Casi puede decirse, que no tuvo adolescencia. Fue el escolar que en realidad faltaba mucho a clase o se escapaba por la ventana del local de enseñanza, para ir a darse un baño al arroyo Parao, para abatir pájaros a "hondazos" en el monte pegado al campo del vasco Sarasola, para comer sabrosos macachines o para recoger huevos de teros, bajo el azote alado y barullento de sus dueños...
Fue el niño que hacía "dormir" los trompos en la uña. Que jugaba como ninguno "al tejo", a "la bolilla" y "al sapo" y que cuando se le presentaba el momento no tenía miedo tampoco de agarrar "a pedrada limpia" a los viejos Policías del Comisario Muiño, cuando hacían sus recorridas por las calles del pueblo.-
Cuajó de niño a hombre y tras la muerte de sus padres y la ausencia forzada de sus dos hermanas, se quedó solo en el rancho de su nacimiento.-
En sus mocedades, fue hombre de carnavales, vestido impecable, de traje y corbata.....Pero tiempo después, fue dejando caer su rancho, abandonó la quinta por no matar las hormigas, comenzó a leer la biblia, con singular afán a vestirse de azul o de blanco, se dejó la barba, abandonó el calzado y entró a cruzar a lo largo y a lo ancho, los caminos de la zona....
Se volvió vegetariano, empezó a predicar la paz y la armonía del espíritu y no permitía que en su presencia, fuera sacrificado animal alguno...
Daba largos sermones a quien lo quisiera escuchar. Decía ser el Mesías que había venido para salvar el mundo, salía bajo temporales, con tormentas eléctricas y cayendo granizo, porque quería ver "que iba a hacer Dios con él" y tras las risas de algunos y el rehusar su presencia de otros, se ganó el seudónimo con estigma de pueblo chico: "El Loco" Pucciarelli....
Sin embargo, era un hombre bueno, respetuoso, sin vicios y amante de la soledad.-
Un día, se fue del todo de Vergara....
Reapareció en la zona del Dragón y posteriormente, estuvo trabajando en un arrozal en la zona de "Vargas" (Departamento de Cerro Largo) donde siguió adelante, predicando el Evangelio y dando sermones a todos quienes lo quisieran oír....
Pero sus ocasionales compañeros, seguían "sordos", continuaban llamándole "El Loco" y el mundo, solo hablaba de las secuelas que había dejado la Segunda Guerra y tiempo después, del prolongado enfrentamiento de los americanos con los vietnamitas....
Estaba envejeciendo de apuro, pero seguía adelante con su barba larga, la lectura de la biblia y sus pies descalzos. Indiferente al frío y al calor....
Se fue para la ciudad de Río Branco y levantó una precaria choza a un costado del río Yaguarón, donde cuentan que poco salía de la misma, vivía de la caridad del prójimo y había noches que ya las pasaba insomne y hablando sin parar con "amigos inexistentes".....
Un mañana del invierno de 1983, la Policía, lo sacó muerto de adentro de la choza y de arriba de un triste camastro, donde se habían ido apagando sus días, sin un perro siquiera, como compañero.-
Había culminado el trayecto terrenal de VICENTE PUCCIARELLI OLMOS....Y como si fuera el reverso de una moneda, comenzaba su sueño a la espera de la resurrección prometida, con la conformación de un mundo nuevo, donde ya no habrá ni miserias, ni dolores ni sufrimientos....
Sus huesos aun deben ocupar alguna tumba o algún "osario" sin nombre, en el cementerio de Río Branco.-
Enciendo la luz de mi memoria, avivo el recuerdo y para que no muera esta cuasi leyenda pueblerina, la evoco, a través de estas mal trazadas líneas.-
Sin dudas, que muy similar (por no decir igual) que la vida de místico y de peregrino, que lleva don Luis Alberto Bentaberry Martínez.-

(Foto donde el Sr. Bentaberry muestra sus manos, según él, con las huellas visibles que le ha otorgado la Divina Providencia y habla de su bendición, por parte del Espíritu Santo).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 24 de setiembre del 2017.-

viernes, 22 de septiembre de 2017

                                                 "LOS  CIMARRONES".....
De izquierda a derecha: Silverio Santana Merlo Batalla; "Perico"
 y Miguel Lemos y  Cantirio Feijó.-
Así les denominaban los viejos paisanos y paisanas, a los contrabandistas con cargueros. Aquellos mismos que don Julio C da Rosa, que conoció a varios de ellos y que los vio cruzar abriendo sombras espesas y oscuras, les llamó: "Los Hijos de la Noche".-
Fueron tan orientales, como nosotros mismos.-
Gente sencilla, de trato cordial, hijos de los campos, de los horizontes sin fín y de los ranchos de paja y terrón, con un pozo de balde al costado.-
Tuvieron casas propias, mujeres, hijos y nietos.-
Eligieron ese oficio de "a caballo" en un tiempo donde la miseria y el desempleo apretaban duro y había que "meterle" diente a cualquier "conchabo" que surgiera....
Conocedores de "picadas" a la luz de la luna o sin ella.- Baquianos, con "apretaderos preconcebidos" por el dueño del campo o sin "apretaderos a la vista" cuando "la balacera" era muy graneada, "los líneas" se les venían por arriba y había que salvar los barriles....
Su periplo terrenal se extendió hasta bien entrada la década de 1960, cuando aun cruzaban por el "Paso de Píriz" o por la "Picada de doña Dionisia" en el arroyo y en jurisdicción de la Novena Sección de Treinta y Tres.-
Viejas comparsas de otros tiempos, donde por cada caballo iban "acollarados" sobre el lomo, dos barriles con 50 litros de caña blanca brasilera....
Atados con "la bimbarra" por arriba y a la cincha por abajo, dejando un espacio sobre el lomo del animal que le llamaban "montaría"- donde a veces trasladaban: latas de dulce de goiabada, ticholos, rapaduras, perfumes, tabaco negro y botellas de caña- esos barriles cargados provocaban un sonido característico, que con su monotonía nocturnal, se iba repitiendo a través de la marcha : "Tulún-tulún- chás-chás", "Tulún-tulún- chás-chás"...
Este sonido, afinaba el oído y ponía en guardia, las carabinas cortas de los guardas aduaneros y los fusiles Máuser de cinco tiros que usaban "los línea" (Ejército Nacional) o simplemente "los milicos azules" (Policías Seccionales).-
"Enrabados" los caballos con cabestro y "nudo potreador" a la cola, formaban largas filas, donde el primero de ellos, iba libre, para llevarlo de tiro y el último, también iba libre para prenderse de la cola, si había que tirarse a nado.-
Cuatro hombres, armados con carabinas cortas y revólveres, podían conducir hasta una comparsa de 25 cargueros....
Muchas veces, se "curtieron" a balazos con "la ley". A veces perdieron toda la carga y terminaron detenidos.-
Otras veces, lograron salvar parte del contrabando y atrincherarse en la espesura de los montes aledaños.-
Va mi recuerdo para quienes desde la historia, taladraron muchas noches con sus largos silbidos para comunicarse, sus "cencerros maneados" para no ser escuchados; sus pasadas "a tientas" donde no los escucharan los chajás o los teros y con orden de no fumar y de reprimir hasta la tos, para no ser descubiertos.-
Aquí están, los que pasaron por mis pagos. Con sus figuras deformadas por el vaiven de los tiempos: Ramón Alaníz "El Indio"; Francisco Cardozo; "El Viejo" Guerrero; Lorenzo y Jacinto Fierro; Cantirio, Alejandro, Juan e Isolmiro Feijó; Bairo Machado Larrosa; Eno Palermo Silvera; Ferrer Pedrosa; Pedro Correa; Luis Larronda Fernández; Viterbo Domínguez "El Rubio"; Juan Duche; Dos Santos; Giménez; Modesto Santana Silvera; Eusebio "El Corto"; "El Teté" y "El Torcido" Acosta, Raúl González (que después fue Policía en Vergara); Julio Coronel; "El Tuerto" Fontaine; Tivaldo Barboza; Octavio Modernell (que después fue Policía en el "Rincón de Ramírez"); Amadeo Pérez; Julio Coronel; Juan Herrera; Edegar Alvarez; Eril González; "El Hijito" Olivera; Aldino y Rodolfo Zuluaga Salvarrey; Catalino Araújo "El Catango"; Erotides Techera "Erota"; Walter Rivero; Juan José Pimienta "Patas de hacha"; "Perico" y Miguel Lemos; Marcelino, Juan y Alberto Ginares "Los Canarios"; Eleano, Aldesoro, Almansor y Artemidoro Ledesma; Reinaldo y Eloy Torme; Juan Pires Olivera "El Pirón"; Margarito Sánchez; Alberto Calda Acuña (que después fue Sargento Primero de la Policía en Montevideo); Juan Carlos Sellanes "El Pelao"; Silverio Santana Merlo Batalla; Hermes López (que después fue Policía en la 13a. Sección de Cerro Largo); Tácito, Santiago y Zenón Acevedo; Juan Francisco y Jacinto Buela; Añagualpo; Hitler y Ricardo Tejera, Juan Francisco Silva "Lagatinha"; Germán Téliz Miranda; José Manuel Perdomo (después fue Sargento de la Policía, en Vergara); Eusebio Almada "El Burro"; "El Tortuga" y "El Chonita" Correa; Modesto Silva; "El Tocayo" Rosas: Oribe González y Juan Carlos Sequeira- conocido por "Bringa"........
Y Asís Medeiros que anduvo por zonas próximas a este Departamento, pero, por el lado de Cerro Largo.-
(Foto: "Picada de doña Dionisia"- De izquierda a derecha: Santana Merlo, "Perico" y Miguel Lemos, Cantirio Feijó. Foto sacada en los inicios de 1960 por el armenio Daniel Simonian).-
(Colaboración de: Lalo Ledesma; Alberto Calda; Luis Larronda Fernández y Rodolfo Zuluaga).-

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 22 de setiembre del 2017.-


Contrabandistas con cargueros cruzando el Río Negro (Uruguay).-
(Foto cedida gentilmente por el amigo: Asís Medeiros).-

lunes, 18 de septiembre de 2017


                         "QUE AGUEDO É UM SEVERGUENZA"........
 
En el Uruguay de hoy, nada se habla ni nada se escribe, acerca de Julio María Sosa Debrus.-
Sin embargo fue periodista, estudiante de abogacía, político del Partido Colorado y presidente del Club Peñarol de Fútbol, de Montevideo (durante los años 1921-1928).-
Julio María Sosa Debrus.-
Nació en la capital de la República, un día 8 de setiembre de 1879 y desde muy joven, se afilió al Batllismo, comenzó su militancia política y llegó a ser uno de los "protegidos" por don "Pepe" Batlle.-
En 1904, salió a la campaña cuando la revolución del General Aparicio Saravia y estuvo plegado a las fuerzas del Coronel Pablo Galarza, incluso participó en la terrible batalla de Tupambaé (Cerro Largo), donde según testimonios que recogió un memorioso vergarense como era "Pepe" Vergara, daban cuenta de que durante el intenso combate de fusilería, ayes de heridos y gritos aterradores de quienes cargaban "a lanza seca", Julio María Sosa, disparó lleno de miedo y se refugió debajo de una de las carretas del Parque colorado; mientras se tapaba los oídos, amedrentado por la explosiones y sus ojos se enrojecían, de tanto llorar.-
También el escritor costumbrista Javier de Viana, dejó su testimonio en el libro "Con divisa blanca", que habiendo sido prisionero de las fuerzas gubernistas del General Justino Muniz, Sosa, fue quien lo protegió en todo momento, ya que celebraban sincera amistad desde los círculos literarios que compartían en Montevideo.-
Entre los años 1905-1914 y 1920-1923, Julio María Sosa, fue Diputado por Montevideo, desde las filas del Batllismo.-
Entre 1915 y 1920, fue Senador de la República, Miembro de la Asamblea Constituyente  y por último Presidente del Concejo Nacional de Administración entre los años 1923 a 1925.-
Tapa del libro "Maestros y Escuelas".-
Fue Director de los diarios "El Dia" y "Diario Nuevo", a la vez que escribió tres monografías históricas: "Confraternidad Americana" (1900); "Lavalleja y Oribe" (1902) y "Maestros y Escuelas" (1916).-
Descontento en ciertos aspectos con don "Pepe", se escindió del Batllismo y fundó en 1926 el "Partido Colorado por la Tradición", vulgarmente llamado "Sosismo"- corriente política que desapareció pocos tiempo después de la muerte de su fundador.-
En esa nueva corriente política, intentó llevarlo a don Tomás Berreta- futuro Presidente de la República- quien algo mareado por las circunstancias bajó a la capital de la República para entrevistarse con el propio Batlle y Ordóñez.-
Se cuenta que luego de charlar largo y tendido ambos políticos y amigos, al retirarse con el caso no dilucidado por parte de Berreta, "se la jugó" y le preguntó por última vez a don "Pepe":- Y usted al final que piensa del Dr. Julio María Sosa?.....
Inmutable, el hombre de sobretodo le contestó en pocas palabras:- Y el que se apura.....sabe que se precipita.....
Más allá de todo eso, Julio María Sosa Debrus, largó su candidatura a la Presidencia de la República, con el "Sosismo" para el año 1926 y comenzó a recorrer los puntos más alejados del Uruguay "de a caballo"....
Fue así que un día de esos llegó al pueblo de Vergara, donde previamente había conquistado a don Pedro Martín Zuluaga, estanciero de la zona y luego Comisario y por ende a Juan Luis Pintos Pereira, quien, daba sus primeros pasos en la política, "palanqueado" por don Pedro Martín.-
Lo esperaban tres o cuatro autos y algunos carruajes a la entrada del pueblo.-
Pero, increíblemente y para su propio "marketing", Sosa, le pidió el caballo colorado que montaba el moreno Bentos Exequiel Vergara (conocido por "El Negro Bentos", criado de los Zuluaga) y con el consentimiento de éste, entró a caballo por la calle Joaquín Suárez, la principal del pueblo, seguido de esos tres o cuatro autos y "vivado a toda garganta" por los ocasionales seguidores......
Para ese tiempo, fue un suceso. Más allá de que los años lograron borrar esa imagen que vivió una generación, donde uno solo la contó con el agravante de que ninguna máquina de fotos, pudo registrarla.-
Julio María Sosa, llegó hasta la plaza "Confraternidad" y allí dejó su discurso de promesas electorales, para los pocos seguidores de su campaña....
Eduardo Víctor Haedo (político blanco, escritor,
 periodista y pintor)
En los boliches del pueblo, que frecuentaba "El Negro Bentos" (peón de estancia, tropero y cuidador de "parejeros") no faltó uno que le preguntara como había estado el acto político y que había dicho el caudillo colorado. Bentos, que no sabía leer ni escribir y hablaba "un poco en brasilero y otro poco en castellano" comentaba: - Faló muito bem el hombre!....Muito bem....Digo pa los buggos como eu. Un ladino bárbaro y ve-se que muito altruído el hombre. Diz que anduvo en la guegga de1904, que peliú pegao a Galarza en Tupambay...Qui sabe da miséria que a gente está pasando.... Mas, ele dijo: -Si haverá que cuidarse!...
- Cuidarse de quién?- preguntó el ocasional interlocutor...
- Gué y dijo ele: -Cuidarse dese Aguedo, que é um severguenza!!
En realidad el moreno, Bentos, se quería referir a Eduardo Víctor Haedo, un joven político blanco que desde el año 1920, acompañaba al Dr. Luis Alberto de Herrera.....
Es de acotar que Julio María Sosa, perdió rotundamente la elección del 28 de noviembre de 1926 y desapareció para siempre, de la escena política.-
Falleció en Montevideo el día 27 de enero de 1931 y fue enterrado en el Cementerio Británico, con honores de Ministro de Estado.-

(Fuente: Tradición oral contada al autor, por Héctor Correa Pereira "El Hijo" en Vergara, complementado con datos y fotos tomadas de Internet).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 18 de setiembre del 2017.-

Panteón donde se encuentran los restos de Julio María Sosa, en el Cementerio Británico, de Montevideo.-

viernes, 15 de septiembre de 2017

                            "EL RETRATISTA CASI DESCONOCIDO".....
Alberto Chirazzi, emigrante persa y fotógrafo
ambulante (de pie) junto a Rogelio Chagas (a caballo).
Paraje "La Lata"- Villa fronteriza de Cerro Largo
con el Brasil.-
-Año 1932-
Foto de Alberto Chirazzi (de pie) y Rogelio Chagas (a caballo) en el pueblo de "La Lata" (Cerro Largo- frontera con el Brasil), sacada en el año 1932.-
Este hombre Alberto Chirazzi, del cual se conoce poco y nada, a finales de la década de 1920 anduvo acá en Vergara y en la zona aledaña, trabajando como fotógrafo y retratista ambulante.-
Cuenta en su libro "A través de mi Destino", editado en Montevideo en el año 1965, que estuvo en Treinta y Tres, en Julio María Sanz; en "Bañado de Oro"; en "El Oro" y que luego de trabajar unos días en Vergara (cuenta que se quedó en una casa particular, pero no da nombres), siguió en un sulky hecho en la carpintería de Zabalegui en Treinta y Tres, rumbo al Dragón, Garao, Cañada Grande y de ahí a Melo.-
Después detalla que estuvo durante un tiempo establecido en Melo, pero que recorría todas las poblaciones cercanas, llegando hasta Aceguá y arroyo "La Mina".-
En el libro antes mencionado habla poco de su vida, simplemente dice que nació en Persia, en la región de Shiraz y que era hijo de un inmigrante italiano que posteriormente, se vino con toda la familia, para el Uruguay.-
Cabe agregar que a finales de la década de 1920, los fotógrafos ambulantes que habían en Vergara, caso de Oscar Scarano y su tío, el italiano Juan Bautista Ramagli, ya no estaban.-
Oscar, había fallecido en 1927 y el italiano Juan Bautista, se había ido con su parte de su familia y su taller ambulante de fotografía, a residir en el Chuy (Departamento de Rocha).-
Asimismo es dable acotar que el periodista Juan Paseyro y Monegal, era quien tenía "fotografía ambulante" y hacía incursiones en esta zona, a pesar de que estaba radicado en la ciudad de Treinta y Tres, donde editaba el diario "La Actualidad".-
Quizás, cuántas fotos antiguas reposen en algunos cajones antiguos, de viejas casas vergarenses, que no registran tan siquiera el nombre de quien las sacó y que bien pudo ser, este "turco" Chirazzi como le llamarían los paisanos de esa época.....
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 15 de setiembre del 2017.-

jueves, 14 de septiembre de 2017


 ENTRE BOCINAS DE GRAMÓFONOS, EL BURRO DE "SEU YILBERTO" Y LOS "ATAQUES DE CONGONGA".......
Burro similar al de "Seu Yilberto".-
Bocina de gramófono.-
No sé cuántos y cuántas, recordarán al "Negro Muniz", que era primo de mi padre (Muniz) y fue soldado- tambor del Décimo de Infantería en Treinta y Tres, "puntero derecho" del Vergarense FC y marido de Paula Silva "La Tirurí", en un ranchito entre las cañas "castillas", sobre la calle Dionisio Coronel, pegado adonde paraban los gitanos y casi que esquina cruzada al caserón de Floro Curbelo, donde vivía "La Gamuza", Irma Narváez.-
Bueno, este morocho Muniz, gente de mi ascendencia paterna, salía por las calles con una bocina de gramófono ("gramofo"- decía "El Negro Viejo" Hilario Rodriguez, que era carrero en Vergara) y anunciaba las funciones de "matinée" y de la noche que tenía el cine DAZER del "Tono" Zito.-
Anunciaba la llegada de parques, de circos y de todo espectáculo que requiriera la atención pública.-
Se paraba en las esquinas de las calles y arrancaba con su vozarrón: HOYYYY....GRAN FUNCIÓNNNN DE MATINÉE EN EL CINE DAZERRRRR"..... y seguía largando su inconfundible prédica que parecía no terminar más...
Sin embargo se había pegado tanto a las costumbres de la gente de la década de 1940 y hasta los inicios de 1960, que muchos decían con asombro:- Ah mirá! Hubo "tal cosa"?.....Y qué milagro que "El Negro Muniz" no anunció con su bocina??......
Me contaba siempre Ventura Robaina y repetían Mario Bresque y mi padre (Antúnez), que allá por la década de 1940, jugaron un partido de fútbol "Los Jubilados" contra "Los Pensionistas". La cancha que utilizaron fue en un baldío antes de llegar al "Parque Ventura Robaina" en la zona donde residía la finada Enilda Santana, por ahí por ese lugar.-
Pocos nombres rescaté de las memorias pero entre ellos estaban: María Caraballo (el padre de Walter) que además era gran bailarín de tangos; Deolindo Rodriguez ("El Congonga") que era jubilado de AFE; Antonio Rosendo Piñeiro, que era carrero y "El Nene" Padula. Esos eran algunos de los jugadores que participaron en ese "match" tan pintoresco, donde Antonio Rosendo, era uno de los goleros y estaba sentado en el medio del arco, sobre un banco de ceibo, tomando mate con la calderita al costado......
El Juez del encuentro fue el telegrafista Juvenal Quintana (el padre de Tydeo- comentarista deportivo-) y arbitraba desde el lomo de un burro de "Seu Yilberto" que era hojalatero en Vergara, con una bocina de "gramofo" y un reloj despertador que no marchaba......
Dicen que al Gallego Abelardo García no le gustaba ni que le hablaran de fútbol:- Coño!!!! Por Dios muchacho, no tienes una quinta para trabajarla??..... Y sin embargo lograron llevarlo a ese partido después de un buen asado y unas buenas "calagualas".....
Todavía por si quedaran dudas, escribieron los puntos cardinales en una cruz de madera, y la tiraron para arriba, al azar y les dio el "Este" que era para donde estaban jugando el partido.-
El Gallego agachó la cabeza y dijo convencido:- Coño!! Ustedes hombres de Dios, me querían ievar a ese encontro deportivo....Vamos, sin más esperas!!
Y todos tocaron para el campo de juego.-
Hasta le sacaron un foto al Gallego riéndose "a toda boca" y encima le escribieron: "A DON ABELARDO, TAMBIÉN LE GUSTA EL FÚTBOL"......
El epílogo o el cierre (como les guste) de esta jocosa jornada fue de que "Congonga" quien padecía de cierto retardo mental y hablaba las palabras por la mitad (para nombrar a Don Salvador Acosta, decía: "Don Savadó Acota" y a todo el que veía en la calle, le decía : Opa Cafuinga!), no lo pudieron convencer en todo el partido que tenía que atacar con la pelota para el arco de los contrarios y en contraposición....lo marcaban sus mismos compañeros....
Se deshacía en explicaciones:- Peo como via atacá pa yá.....Si pa yá tá los contarios....Tengo que atacá pa el lao de mis compañeos...Que los contarios no tán.....
Bueno, hasta fotos se sacaron. Ventura, tenía una. Ni se por donde podrá andar en estos momentos.-
Solo me queda encendido el tras foguero de estos recuerdos y con ustedes quería compartirlos !!
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 13 de setiembre del 2017.-

Gramófono; Ortofónica o Victrola.-

viernes, 8 de septiembre de 2017


                                            "LOS CEMENTERIOS DE LOS HONTOU".....
Detrás del antiguo cine DAZER, en Vergara, donde se
especula que era el "cementerio privado" de los Hontou
hasta el año 1907.-
Provincia de Gers (izquierda de la foto), en Francia,
 región Mediodía-Pirineos, de donde eran oriundos
 los Hontou -Seré.-
En los albores de la "Villa de los Treinta y Tres" (hoy, ciudad capital del Departamento), llegaron a la floreciente población, cuatro hermanos que procedían de un pueblito fránces, de 386 habitantes, cerca de los Pirineos, llamado Lass, en la provincia de Gers y en la región denominada Occitania o "Mediodía-Pirineos".-
Vinieron traídos por el primer poblador de la "Villa de los Treinta y Tres, el comerciante Miguel Palacios y estos franceses eran: Juan, Carlos, Javier y Bautista Hontou Seré.-
Los cuatro, fueron comerciantes y quizás el que más poseyó dinero de todos ellos fue Bautista, quien vivía en la esquina de Juan Antonio Lavalleja y Manuel Lavalleja, de la hoy, ciudad de Treinta y Tres, donde fue la casona del Coronel Marcelo Barreto, esposo de Teodora Medina, que al quedar viuda se casó con Luis Zeferino Muniz González (hermano de Margarita, la fundadora de Aiguá- Maldonado-).-
Cuenta la historia que Bautista Hontou, quien se casó en dos oportunidades (la primera con Teresa Zamora Ibargoyen y la segunda con Lucía Andrada Pérez- natural de Cerro Largo-) también fue gran amigo del Escribano Lucas Urrutia y tuvo numerosa descendencia del primer matrimonio, entre los que se pueden destacar: María Teresa Gala Hontou de Laviano (la que en 1923, mandó construir el enigmático "Chalet de Oribe") y Rogelio Hontou Zamora, quien llegó a tener campos, que lindaban con las tierras del "Chalet de Oribe" y el "Cementerio de los Téliz", hasta donde hoy, reside Salvador Pereira (Cacho) contra la Ruta 18, frente a lo de Washington de Souza.-
En 1897, los hermanos: Carlos, Juan y Bautista Hontou Seré, compraron 11 manzanas aquí en el pueblo de "El Parao", sobre zona inundable y cerca de "El Charco".-
Instalaron un "cementerio privado"....medio a la ligera nomás, donde no se daba cuenta a ninguna autoridad de la inhumaciones que allí se realizaban.-
Por datos de viejas memorias vergarenses uno de los lugares posibles de ese "Cementerio Privado", quizá fue la manzana del antiguo cine DAZER (hoy, Salón Multiuso del Municipio de Vergara), ya que en esa época, carente de calles y trozo de la ex-Ruta 18, el lugar no se anegaba, hasta la creciente de 1959, cuando el agua entró para el interior del cine y para el interior de la casa de don Mauricio González, en la esquina de atrás del terreno.-
Lo cierto es, que en 1907, el Concejo Auxiliar de Vergara, que había entrado en funciones en 1906, prohibió por decreto las inhumaciones en "el cementerio privado" de "Bautista Hontou- por encontrarse dentro del radio urbano" (textual), cuando ya funcionaba el cementerio municipal en el sitio donde hoy se levanta la "Plazoleta de Deportes del Barrio La Cuchilla".....
Es de considerarse que el radio urbano se terminaba en la calle Graciana Gómez, calle lateral del edificio de la hoy, Escuela Nro. 50.-
Más o menos por esa época y un poco más adelante, hasta cerca de 1926 por lo menos, también existía un cementerio rural en los campos de Rogelio Hontou Zamora (hijo de Bautista), donde hoy es la chacra de la familia Díaz-Mandián (frente a la casita de Belarmino Silvera) y contiguo a la Ruta 18.-
Tengo noticias que en ese preciso lugar, fue sepultada en febrero de 1912 doña Petrona Vergara de Núñez (del "Bajo Hondo"- esposa de Ismael Núñez Maurente) y posteriormente, en 1921, un hermanito de mi madre, que murió a los 9 días de nacido y se llamaba: Víctor Francisco Cuello Faliveni.-
(Fuente: Internet, archivo del Escribano José Luis Cuello Nuñez y archivo de Gerardo González Dolci).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 8 de setiembre del 2017.-

Sentado: Bautista Hontou Seré.-
Parado: Javier Hontou Seré y
un hijo de este último de nombre
Javier.-

viernes, 1 de septiembre de 2017


                          "QUE SE JODA POR PASIANDERO"....
"Minguito" Scarano con una de sus nietas:
Carla Miraballes Scarano.-
Cuentan los entendidos que la palabra "bataraz", deriva del guaraní "mbatará" y que a su vez, incorporada al "portunhol", no hace más que significar una tipo de aves de corral (gallos o gallinas) que tienen las plumas ribeteadas por los colores negro y blanco.-
En la década de 1940-1950 y antes también, estuvo de moda en Vergara, "los avances" a los gallineros del pueblo.......Hasta Serafín J. García, anduvo metido en varios de esos "avances", donde induce a pensar que atrás de una "maldad sana", había gran parte de aburrimiento en aquellas noches interminables de aquel Vergara aldeano....
Es moneda corriente que cierta vez, cuando "El Trompo" Vergara (Natalio Vergara Gigena), era Escribiente en la Comisaría Novena, lo trajo preso al "Sijo" Ledesma- que se llamaba Lino y era íntimo amigo de Serafín- lo encerró en el despacho del Comisario y le quiso ganar una "cuereada".......- Mirá que me enteré que andás robando gallinas a todo el mundo, te viá pedir a buenas que dejés esas cosas....Y más te digo, que yo no te vaya a agarrar robando gallinas en casa de la abuela Belmiria (se refería a doña Belmiria Alves de Gigena, con el caserón, hoy, Liceo de Vergara), donde vos bien sabés que yo paro, porque te voy a curtir a balazos!...
- Bué y si te animás, me prendés bala- contestó "El Sijo"....Pero te aviso, esta noche le vacío el gallinero a tu abuela.....
-Mirá trompeta del diablo- dijo "El Trompo" colérico como era- hacé lo que quieras.....Yo te avisé y que te curto a balazos te curto y andate de aquí antes de que te meta del pescuezo pa dentro del calabozo.....
Al otro día, el gallinero de la "abuela Belmiria", amaneció diezmado....con solo tres o cuatro gallinas nomás....
"El Trompo" Vergara, lo mandó traer al "Sijo" a la Comisaría...
Otra vez el encierro en el despacho del Comisario; otra vez el índice acusatorio:- Ché fuiste vos que le robaste las gallinas a la abuela ???
- Y no te dije ayer que le iba a robar y que vos si te animabas que me prendieras bala si me veías?....No te dije bien clarito?...
"El Trompo", se tuvo que reir..........Mirá andate, que yo voy a ver como arreglo con la vieja, que desde hoy que se levantó tá con el tema:- Meu neto, onde estâo minhas galinhas...Busca, você que é polícia....
Pero el asunto no paraba acá nomás.-
Llegaban hasta invitar al "damnificado" a comer su propio gallo o gallina robada....
Eso, le ocurrió a "Minguito" Scarano.-
Dos hijos de italianos inmigrantes, venidos de una lejana Potenza, tierra de agricultores y fabricantes de exquisitos vinos, allá por el sur de Italia, no muy lejos de Nápoles...
"Minguito" (Diego Scarano Thevenet), uno de los hijos del sastre Nicolás Scarano Ramagli, establecido en Vergara desde el año 1895, con su taller de sastrería "La Vencedora", donde "Minguito" dio sus primeros pasos como aprendiz del oficio....
"El Tono" Zito (Antonio Zito Bonelli), uno de los hijos del albañil y carpintero italiano Roque Vicente Zito Ducatelli, que se estableció en Vergara, antes del 1900 y se casó en primeras nupcias, con una hija de Carlos Bonelli (el primer italiano que en 1893, llegó a Vergara)...
Los dos, "Minguito" y "El Tono", excelentes cocineros, les encantaba la camaradería entre amigos, el trago, la baraja, las pescas, los bailes y hasta la lectura de novelas, que utilizaban para ahuyentar las noches largas y abúlicas de la comarca vergarense....
Los dos también tenían "la flema" italiana (explosivos, si los hacían enojarse) pero en ese caso "El Tono", era mucho más "pólvora" que "Minguito" y ambos, se llamaban de "Gringo" mutuamente.-
Ya en tiempos del cine "DAZER" y casado con la Maestra Esther Ruiz, que estaba en Treinta y Tres por motivos de su trabajo como tal, "El Tono", hacía sus buenas cenas, rodeado de amigos.-
Una de esas noches, lo invitó a "Minguito" y por el medio de la cena, ya con unos tragos encima, los otros asistentes le dieron manija:- "Hacelo calentar al Tono"...... Y no precisó más nada...
- Viejaaaaa......Ché "Gringo Tono"...Este pan tiene gusto a viejo....
-Quéeee???-saltó "El Gringo Tono", con la cara enrojecida por la furia....
- Qué el pan tiene gusto a viejo..... repitió "Minguito".-
- Sabés una cosa gringo malagradecido, si el pan tiene gusto a viejo, te levantás y te vas al diablo.. de aquí!
- Y me voy nomás......Viejaaaaa- dijo "Minguito" y sin inmutarse para nada, se levantó de la mesa y camino hacia la puerta de salida.-
 Cuando abrió ésta para irse, le largó:- Viejaaaaa...."Gringo" yo me voy ....pero que el pan es viejo...es viejo! - Y cerró la puerta más que ligero.-
"El Tono" atropelló furioso hacia la puerta y los "Polacos" Sica y "El Gordo" Sarasola (ideólogos del plan) lo agarraron y lo calmaron, pero igual, no se conformaba:- Gringo sabandija tras que uno de buena gana lo invita a cenar sale con que el pan es viejo....Malagradecido del diablo...No merece ni que lo invite..!
Al final lograron calmarlo:- Ché Tono, dejate de joder con "Minguito" que es un gringo especial que te hace calentar de gusto, no ves que es joda.....Vamo a robarle una gallina y lo invitamo a cenar otro día....
Al "Tono", le gustó el convite y para ese caso lo delegaron al "Coco" Correa (Octavio Correa Arroyal) íntimo amigo de "Minguito" como autor "del avance" al gallinero del hijo del sastre italiano..


Otra noche cualquiera, cuando estuvo todo tranquilo y silenciaron los ladridos de los perros y los largos y monótonos "pitazos" de las "rondas policiales", "El Coco" se colocó debajo de un árbol que daba hacia la vereda de la calle Jacinto Ruiz (frente a la casona de José Scarano) y capturó sin problemas, un hermoso pollo bataraz, que dormía en una de las ramas.-
La imagen puede contener: pájaro y exteriorEsperaron otra noche más y ya serenos los ánimos entre "Minguito" y "El Tono", que por una semana pasaron sin saludarse, prepararon el pollo y se armó la cena con "el chupe" incluido.....
Por el medio de la misma, "El Tono" quiso hacerse "el canchero" con "Minguito" y pensó que lo iba a hacer enojar:
- Gringo.....sabés de quién es el pollo que estamos comiendo?
- No viejaaaa.....No sé....
- Y si yo te digo que es tuyo.....qué me vas a decir?...
"Minguito" con mucho camino andado y la respuesta a flor de labios siempre contundente, pensó un poquito y respondió, luego de su clásica tos de fumador empedernido:- Viejaaaa....era el pollo bataraz?....
- El mismo que viste y calza- le contestó "El Tono"....
Sin inmutarse en lo más mínimo:- Viejaaaa.....El pollo no era mío....era de Rosa (se refería a su esposa doña Rosa Ramagli Luerce)....pero sabés una cosa, viejaaaa......Qué se joda por pasiandero!
Tosió otra vez, se metió medio vaso de vino "entre pecho y espalda" y siguió degustando los restos del "finado" pollo bataraz...
(Escuchado al "Coco" Correa, a Luis Larronda y al "Gordo" Sarasola).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 1ero de setiembre del 2017.-