miércoles, 23 de mayo de 2018


"NUNCA CREÍ QUÉ EN ESAS BOLSAS... HUBIERA TANTO CHICHARRÓN"......
Daniel Muñoz Vidal.-
No importa el año en el cual se gestó esta frase que da título a lo que trata de ser una crónica.-
Fue después de 1891 (cuando el Ferrocarril había llegado a Nico Pérez) y antes de 1911 (cuando dentro de uno de los vagones, con la flamante cachila Ford T del Dr. Pedro Manini Ríos que era Ministro del Interior, llegó a la ciudad de Treinta y Tres).-
Dos pasajeros en el interior del "pata de fierro", sentados frente a frente, habían subido en la estación General José Artigas y se dirigían hasta la terminal de Nico Pérez.-
Uno de ellos, vestía el típico atuendo montevideano: traje con pantalón corrido, "cuello duro" y corbata de lazo "perita" arreglada y el otro, el clásico atuendo de un paisano: botas de suela, bombachas, un poncho de APALA terciado en el hombro, sombrero común y una golilla blanca en el cuello.-
A poco de iniciado el viaje, el paisano abrió un portafolios que traía consigo y sacó del interior del mismo, un lote de revistas y algún libro y comenzó a leer con natural avidez.-
El montevideano, miraba el paisaje por la ventanilla, pero, lógicamente no le llamó mucho la atención ver pasar árboles, campos y ganados "al trote largo" , gracias al impulso que llevaba el tren.-
Con cierto recelo, le dijo al paisano:- Perdone señor...Me podría prestar alguna de las revistas que usted lleva consigo?
El otro, sin inmutarse para nada, dejó a un lado la revista que estaba leyendo y le contestó: - Pero compañero, que problema va a haber.... Cuál gusta leer tengo italianas, francesas y en idioma español.....
Asombrado el hombre de la "corbata de lazo" y cuidada barba tipo "perita", le dijo:- No señor no se moleste, présteme una en español nomás.....
Así fue hecho y ambos hombres, continuaron sus lecturas mientras la locomotora recorría el paisaje, con su ligero vaivén, su estridente silbato y su negra cortina de humo.-
El de "la perita", disimuladamente corrió la mirada hacia las revistas que ubican a un lado del paisano y se dijo para sí:- Es verdad mismo.....El hombre tiene revistas italianas y francesas....
Poco rato después, intrigado por todo lo que estaba viendo, el montevideano punteó y le empezó a hacer filo a un conversación:
- Perdone y para dónde viaja el señor?
- Hasta la estación de Nico Pérez.....
- Y usted reside por ahí?.....
- No señor, tengo un campo en "Los Molles" y amigos en la ciudad de Treinta y Tres y bueno, voy a dar una vuelta por el campo y de paso ya visito a mis amigos....
-Estaba mirando qué el señor tiene revistas italianas y francesas?
- Sí señor! Es qué yo leo en italiano y en francés- contestó el paisano en forma por demás sencilla....
El otro, cada vez se asombraba más y no podía creer lo que sus ojos estaban viendo....
- Así qué lee en francés y en italiano?
- Sí señor cómo le dije, no tengo problemas en hacerlo....Porque además ejerzo el periodismo y estoy en vías de publicar un libro...
El de la "corbata de lazo", abrió los ojos como el "dos de oro":- Usted es periodista?.... Yo también lo soy y no lo conozco....Pero dígame señor, quién es usted?....
El paisano se sacó ceremoniosamente el sombrero, se paró y entre el vaivén del vagón, le tendió la mano al de traje y le contestó:- Javier de Viana....para servirlo !!
Tremenda fue la emoción que embargó por un momento al montevideano, quien correspondiendo al saludo de de Viana, se paró y apretó su diestra:- Javier de Viana ????....... Yo soy Daniel Muñoz.......NUNCA CREÍ QUE EN ESAS BOLSAS (se refería a las bombachas de campo) HUBIERA TANTO CHICHARRÓN !!.....
Es de rigor acotar, que Daniel Muñoz Vidal (1849-1930) fue escritor, periodista, diplomático y político uruguayo del Partido Colorado.-
Fue el primer Intendente de la ciudad de Montevideo, entre los año 1909 a 1911 y bajo su mandato comenzaron las obras del Palacio Municipal, donde anteriormente había funcionado el Cementerio de los Ingleses.-
Muchos de sus sueltos periodísticos, los firmó bajo el seudónimo de "Sansón Carrasco", en recuerdo de aquel famoso bachiller que aparece en la segunda parte del libro de "Don Quijote de la Mancha".-
Por su parte Javier de Viana Pérez (1868-1926) cursó estudios en la Facultad de Medicina, sin llegar a obtener el título, luego fue hacendado, periodista, escritor adherido por siempre al mundo gauchesco, revolucionario de 1886 y 1904 y diputado por el Partido Nacional.-
Contrariamente a lo que se dice, no falleció en la ciudad de "La Paz" (Canelones), falleció en Montevideo y está comprobado con su Partida de Defunción.-
Javier de Viana Pérez.-
Esta lectura, indudablemente, nos dicta una pequeña lección de sociología.-
Jamás podemos mostrarnos indiferentes y menospreciar, a una persona que no conocemos.-
El mundo es muy amplio y muy variado y como dice la Biblia: Pueden ser ángeles que están golpeando a tu puerta....
Para quienes piensan que "los iluminados" son los que viven en la capital y "los canarios", son los del interior del país que "jieden a yegua y sudan tierra por las barbas tordillas- como decía don Julio C da Rosa- esta anécdota con una sutil moraleja escondida por detrás, les grita en la cara que la cosa no es cómo piensan !!
Y para todos aquellos, como en mi caso, que un día tomamos un bolígrafo y borroneamos sobre un papel los primeros ensayos de crónicas, con el solo fin de trasmitir a los demás lo que ocurrió y lo que ocurre en nuestro entorno, no aprendimos solo de "los galerudos" como decía "Chico Tazo". Aprendimos y bastante, de aquellos viejos de manos cuarteadas, de caminar sobre zuecos, de quejarse del reuma y de doblar el espinazo con soles, fríos y temporales, animando los bueyes y silbando "estilos rabones" para que los horizontes se les acortaran un poco más.....
Y pensar que esa gente, no sabían leer ni escribir, pero tenían marcado a fuego, el legado invisible de una insuperable dignidad !!

(Fuente: Fotos tomadas de Internet y archivo particular del autor).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 23 de mayo del 2018.-
· 
"AL RESCATE DEL DR. ROBERTO BOUTON"....
Roberto Jorge Bouton, nació en la ciudad de Montevideo el día 23 de mayo de 1877.-
Fue el tercero de seis hijos que tuvieron el traductor público Julio Bouton y su esposa, la señora Francisca Dubois, ambos orientales y descendiente esta última de doña Josefa Pérez, quien pertenecía a una antigua familia radicada en el Uruguay desde el siglo XVIII.-
Siendo niño aun, quedó huérfano de padre y fue llevado para el campo por un tío suyo, don Manuel Acosta y Lara, motivo que lo pondría directamente de cara a la vida campesina de fines del siglo XIX y le cayó tan bien ese contacto rural, que renovó una y otra vez sus viajes al campo del tío, aprovechando las vacaciones escolares y liceales.-
En 1902, ingresó en la Facultad de Medicina de Montevideo y al año siguiente hizo un abandono transitorio de la carrera emprendida y se radicó en la estancia de Ramón Peyrallo, en el departamento de Florida, ausentándose por un período de unos cuatro años del ambiente estudiantil.-
En 1908, retomó sus estudios en la Facultad y el día 23 de noviembre de 1912, culminó los mismos tras aprobar la asignatura "Terapéutica" ; obteniendo el título de "Medico Cirujano", en el mes de junio de 1913.-
En ese mismo año, se radicó en la localidad de Santa Clara de Olimar (Octava Sección del Departamento de Treinta y Tres).-
El día 17 de junio de 1916, contrajo matrimonio con la señora Gabriela Trouy, oriunda de Buenos Aires (Argentina) con quien no tuvo hijos, y quien fue fiel compañera hasta el final de su vida.-
Con ella, criaron 14 niños de distintas familias del pueblito.-
Durante casi 20 años, el Dr. Bouton, ejerció su profesión en Santa Clara de Olimar y en un extenso radio que comprendía desde Nico Pérez, hasta la propia ciudad de Melo.-
"Medico de campaña", especializado en obstetricia, recorrió la comarca a caballo o en sulqui, cobrando muchas veces en especies, sus honorarios en los ranchos pobres. Aquí, un cuerno labrado, más allá una "benzedura" o una "simpatía", en otro lado, un "preparo" de trenzas, en otro rancho, una adivinanza; mientras el sol quemaba y apretujaba la tierra o las lluvias y los barrizales, templaban con alma y vida, la forja de su existencia.-
Durante los tres primeros años de vida profesional, consolidó prestigio y amistad "con los habitantes de la tierra", pacientes que a diario trataba y de los cuales observó mucho y tomó nota de las costumbres camperas, de los bailes, de los ritos religiosos, de las "benzeduras", de "las simpatías", de los pelos de los caballos, de los medios de transporte, de las comidas que preparaban, etc. etc. reuniendo prolijamente 4 volúmenes con sus observaciones.-
Poco tiempo después, cuando regresaba de atender un paciente en campaña, cayó del caballo y sufrió fractura de pelvis.-
Durante 40 días, estuvo alojado en el interior de un rancho común y corriente de la campaña, donde sus moradores le prestaron solícitos cuidados mientras él, se reponía de la fractura.-
Esa tremenda afición al campo, lo llevó a adquirir unas cuadras en El Cordobés y posteriormente, arrendó 500 cuadras en Pablo Páez, dedicadas a la ganadería.-
También fue dirigente del Partido Colorado.-
Pero el tiempo que le llevaba la profesión y su enorme vocación de servicio, le restaban horas y más horas, para atender el campo y su ganadería.-
Hacia el año 1931, tuvo que abandonar Santa Clara de Olimar, afectado por una grave dolencia de corazón y se radicó en Montevideo para un mejor cuidado de su salud.-
Comenzó a redactar un libro con la memoria y las observaciones que había efectuado, en base a todo lo que engloba el campo oriental- ese "Mundo Chico"- del cual nos hablaba don Julio C da Rosa, tarea que culminó en 1938, dejando sus apuntes pasados a máquina de escribir, por el mismo.-
Lamentablemente, no pudo ver su tarea concluida porque el día 5 de junio de 1940, le sorprendió la muerte mientras residía en la capital del país.-
Dos días antes de fallecer, pidió que le llevaran hasta la pieza donde reposaban sus apuntes del campo y los útiles que guardaba como regalo de aquellos paisanos y paisanas sencillas, donde había ejercido el legado de la medicina, digna y honesta, como el molde acerado de su alma.-
El 20 de julio de 1940, su viuda, donó todo el material antedicho al Museo Histórico Nacional y don Lauro Ayestarán, musicólogo e historiador uruguayo, tuvo el enorme privilegio de darle forma, color y sonido a los "apuntes camperos" que dejó el doctor y que aparecieron por primera vez en tres tomos de la Revista Histórica en el año 1958.-
A fines de febrero de 1961, se publicó por primera vez, el libro "La vida rural en el Uruguay" reconociendo la autoría de Roberto J. Bouton con el prólogo y la ordenación de Lauro Ayestarán.-
Si se quiere dos nombres casi olvidados....
En la esquina a la derecha junto a los dos palmeras, casa que perteneció
al Dr. Roberto Bouton, en Santa Clara de Olimar.-
Y dos hombres, uno por la vía de la escritura, el otro, por la vía de la música, que le dejaron al Uruguay verdaderas joyas patrimoniales, que bajo ningún concepto pueden pasar desapercibidas.-
Está en nosotros, los que contamos la historia preservar por escrito los nombres del Dr. Roberto Bouton y de don Lauro Ayestarán, quienes no escatimaron esfuerzos para atrapar el mundo rural de una época y quienes de una forma u otra, cimentaron el concepto de la tan mentada: "orientalidad" .-
Hoy, cuando muchas veces nos llenamos la boca, hablando de países exóticos, de paseos al fin del mundo, de costumbres foráneas y de músicas insípidas e invasivas, bien podríamos y deberíamos echarle una mirada al cauce cristalino del alma y promover lo nuestro antes que lo otro, como buenos orientales que somos.-
(Fuente: "La vida rural en el Uruguay" - Roberto J. Bouton, con fotos tomadas de Internet y cedidas gentilmente por el amigo João Alberto D Santos).-

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 23 de mayo del 2018.-


miércoles, 16 de mayo de 2018

"DOS PORTUGUESES Y UN VIRREY ESPAÑOL".....
Soldados y Oficiales del Virrey de España.-

El Virreinato del Río Plata fue creado el día 27 de julio de 1776 y confirmado (como en los bautismos religiosos) el día 15 de octubre de 1777, cuando el Capitán General Pedro de Cevallos, irrumpía por segunda vez en el estuario del Plata y había arrasado, rendido y cegado a la Colonia del Sacramento, pasándola a dominios españoles y terminando de una vez por todas "con esa manzana de discordia".-
No conforme con todo eso y munido de un poderoso ejército de infantes, caballería, artillería y marina, se llevó por delante a los portugueses hasta meterlos en los más lejanos reductos de Río Grande del Sur.-
La monarquía de España, tenía que marcar presencia en los territorios conquistados y luego del 1ero de octubre de 1777, cuando lo hicieron dar vuelta a Cevallos de su fulgurante campaña guerrera, firmaron el Tratado de San Ildefonso con los portugueses, empezaron a pensar seriamente, en colonizar tierras, atendiendo a lo frágiles y vulnerables que eran las fronteras.-
A pesar de que el Virrey Vértiz, marcó su impronta mandando levantar el Fuerte de Santa Tecla en el año 1774, no fue hasta el cuarto período de los Virreyes (1789-1795) donde el General Nicolás de Arredondo y Pelegrín, dispuso de todo lo concerniente para establecer Guardias Armadas a lo largo de la frontera.-
Para ello don Nicolás, que residía en la ciudad de Buenos Aires (capital del Virreinato) y que estaba entre sus ideas el de darle un gran incentivo a la explotación ganadera, se valió de un ciudadano portugués, que a la sazón era segundo Comandante del Resguardo del Puerto de Montevideo.-
Me estoy refiriendo a don Cipriano de Melo y Meneses, un ciudadano nacido en Lisboa, en el año 1740 aproximadamente, hijo de una familia de acrecentada fortuna y que entre muchas cosas más, fue un avezado práctico de la marina en el Río de la Plata, al servicio de las poderosas flotas del Virrey Cevallos.-
A los 7 años de edad, había quedado huérfano de padre y madre y fue remitido a Río de Janeiro por sus familiares, para que otro de ellos se hiciera cargo de su cuidado.-
A su vez, ese pariente de Río de Janeiro, lo transfirió para la Colonia del Sacramento encomendándolo al Gobernador de la Plaza.-
A los 10 años de edad, se fugó de la Colonia del Sacramento y se fue para Buenos Aires.-
A los 15 años se incorporó a los voluntarios del ejército de Andonaegui y participó en la Guerra Guaranítica.-
Terminada ésta, se ausentó para Cádiz (España) con el fin de adquirir conocimientos náuticos que le atraían de sobremanera.-
Vuelto a Colonia del Sacramento luego de algunos años, con más equipaje y dinero proporcionado por sus familiares, no demoró en ponerse "debajo del ala" de don Pedro de Cevallos, quien como se dijo, lo designó práctico de toda su flota.-
Ahí, recién comenzaba la larga y dilatada carrera por la vida de don Manuel Cipriano de Melo.-
Además de marino avezado, fue comerciante, contrabandista, empresario teatral, escritor, masón, católico, caudillo rico y generoso.-
Devoto de la Virgen del Carmen, su casona de Montevideo (la que luego fue vendida al General Juan Antonio Lavalleja) y que hasta ahora se conserva, en todos las piezas habidas y por haber no le faltaba una imagen, de la virgen protectora.-
Un hombre astuto, diligente y audaz este portugués de Melo, que casó con la portuguesa Ana Joaquina da Silva y que un día 31 de enero de 1780 la Real Orden por un lado y la ayuda de Cevallos, por otro,lo colocaron como Comandante del Resguardo del Puerto de Montevideo.-
Años turbulentos lo llevaron a no quedar bien parado muchas veces, pero el astuto y pillo portugués, las "salvó todas", se sometió a quedar como segundo jefe del Resguardo y por las dudas, estuvo un tiempo preso en Buenos Aires.-
Virrey Nicolás Antonio de Arredondo.-
Lo convenció con su prosa al General Arredondo y éste, que ya trataba de efectivizar el cordón de guardias armadas a lo largo de la frontera, le propuso de que él, las recorriera a caballo y fuera estableciéndolas bajo la supervisión del Capitán de Marina gallego: Joaquín Gundín.-
No esperó más, don Cipriano y un 6 de febrero de 1791, montó a caballo y acompañado de varios funcionarios del Resguardo, de un cabo, 12 soldados Dragones y 250 caballos, partió de Montevideo hacia el Fortín Santa Tecla (500 kilómetros de distancia) en un derrotero que de ida y vuelta, más el tiempo que insumió de patrullaje en la Laguna Merín, le llevó 3 meses y unos días más.-
Asimismo se llevó consigo al ciudadano Alfonso Pereira Chávez, que se hallaba preso en la Ciudadela, con el motivo de "regenerarlo" y herramientas varias compradas con su propia dinero.-
El gobernador de Montevideo era el Coronel Antonio Olaguer y Feliú y ya el día 17 de febrero de ese año, don Cipriano, desde la costa del arroyo Alférez en el Departamento de Rocha, le enviaba la primera remesa de cuatro carros aprehendidos con 323 cueros de contrabando.-
Siguió su derrotero, correteando gauchos vagos y contrabandistas hasta que al final de su periplo el balance total le dio un botín estimado en 6 canoas, 44 carros, 6000 cueros, 1500 caballos, 132 rollos de tabaco, 16 esclavos rescatados y 36 delicuentes aprehendidos.-
No escatimó en avanzar entre soles hirientes y aguaceros torrenciales, acampando un lote de días en el norte del arroyo "Parado", donde le dio respiro a las caballadas y a su gente, para luego continuar detrás de los contrabandistas: Carlos Grande, Morera, Benito el Gallego y don Pedrito, que andaban haciendo estragos por la zona.-
Siguió adentrándose hacia la Laguna Merín, hasta que dio con el arroyo Sarandí, donde por poco, se le escapó Morera y de ahí siguió hasta la Punta de Quiroga ya en la Laguna, donde prendió al granadino Juan Antonio Araoz y a Vicente Suárez "Vicentón", que venía con una canoa desde Río Grande y 105 pesos en plata doble, para pagar los cueros que iba a adquirir.-
A los dos, les hizo jurar fidelidad al Rey de España y luego de ello, los incorporó a sus fuerzas, equipó una canoa corsaria y lo puso a "Vicentón" al mando de la misma.-
Vale decir que de todos esos procedimientos, don Cipriano, informaba al Virrey con lujo de detalles, haciendo gala de cierta grandilocuencia y esteticismos en sus palabras.-
El día 10 de marzo, se encontraba con sus hombres en las inmediaciones del Cerro Largo y el día 14, luego de haber observado, las condiciones geográficas y climáticas del lugar, ordenó a su gente edificar algunos ranchos,y dio inicio a lo que llamó "PARADA DE SAN NICOLÁS DE BARI", hasta tanto el Virrey dispusiera elevarla a la categoría de guardia.-
Este lugar habría de convertirse en "LA GUARDIA DE SAN NICOLÁS DE BARI " y posteriormente en la denominada "GUARDIA VIEJA DEL CERRO LARGO".-

Dibujo hecho por el Cabo de 2da. Cotelo en el año 1975  y que representaría la Guardia Vieja
del Cerro Largo.-
Desde allí (ni qué hablar!) le mandó otra carta al Virrey, explicándole de lo obrado y tras dejar al Teniente Félix Gómez, transitoriamente a cargo de la futura- casi guardia- y de los trabajos concernientes al establecimiento de la misma, siguió con otro grupo rumbo a la Laguna "errándole viajes a Don Pedrito" y a 40 contrabandistas más, que huyeron por el "Paso de la Cruz" del Tacuarí y vadearon el Yaguarón por el "Paso del Sarandí" con un lote de animales robados.-
Teniente General portugués Rafael
Pinto Bandeira.-
Fue aquí que el ladino portugués, decidió escribirle una carta al Teniente General Rafael Pinto Bandeira, que era el Gobernador Interino de Río Grande y recorría la zona con sus partidas de "Dragones del Río Pardo".-
Pinto Bandeira, contestó a la epístola de don Cipriano en muy buena forma, se puso a las órdenes de su coterráneo e inmediatamente comenzaron a patrullar la frontera de un lado y del otro del Yaguarón y de la Merín.-
A pesar de que el Virrey le reclamaba una y otra vez a don Cipriano que retornara a Montevideo, éste, se dio el lujo junto a Pinto Bandeira de prender más gente y contrabando, de quemar ranchos, de incautar cueros y esclavos y de dejar en marcha otra guardia más próxima al Paso de los Minuanes, sobre la barra del arroyo Tarariras.-
"POR CARLOS IV- GUARDIA DE SAN JOSÉ Y SANTA ROSA- MAYO PRIMERO DE MIL SETESCIENTOS NOVENTA Y UNO".....
De retorno a Montevideo, dejando la canoa corsaria de "Vicentón" en la Laguna Merín (en 1792, se le sumaría la Guardia de Arredondo o "Bocas de la Laguna"- donde hoy se levanta la ciudad de Yaguarón-) en paz con Pinto Bandeira y en paz, la propia Laguna Merín, prendió al gaucho Lorenzo Moroti que se le había escapado varias veces y le sugirió al Comandante de la Campaña Agustín Arenas, que la Comandancia tenía que ser mudada del "Paso del Rey" en el río Yí al Fortín de Santa Tecla.-
Con los huesos tremendamente doloridos a raíz de una caída del caballo, don Cipriano, con todo ese periplo de encuentros y desencuentros hecho a "pata de caballo", llegó de retorno a Montevideo a media tarde del día 16 de mayo de 1791.-
No podía con su cuerpo y estuvo en cama un lote de días hasta que pudo pasar a Buenos Aires, para llevarle un detallado, preciso y "adornado" informe, al Virrey Arredondo.-
A pesar de las encomiables palabras que la autoridad emitió en bien de su ejemplar subordinado, hubieron otras voces denigrantes que lo llevaron a don Cipriano de Melo y Meneses a solicitar su jubilación en el año 1793, después de haber sido 20 años funcionario del Resguardo del Puerto de Montevideo.-
Su retorno al ruedo político y social de Montevideo sería como empresario teatral.-
Aunque ya nada ni nadie podría borrarle el trayecto que le seguía en la creación y sugerencias de guardias en la frontera:"San Nicolás de Bari" (Guardia Vieja del Cerro Largo);"Arredondo" o "Bocas de la Laguna" (donde hoy está la ciudad de Yaguarón); "San José"; "San Antonio" y "Santa Rosa" en las cabeceras del Candiota, mandadas por los Comandantes: Félix Gómez; Joaquín de Paz; Gabriel Bascou, Francisco de Vera y el Alférez de Dragones Juan Bautista Rondeau, respectivamente; ni tampoco en la amistad sellada con Pinto Bandeira, quien fallecería en Porto Alegre, en el año 1796.-
Entre "gallos y medias noches" su vida de embrollos y disputas judiciales, culminó en Montevideo, un día 20 de mayo de 1813, suscribiendo un holgado testamento, donde además de dejarle la casona, una quinta llena de frutales y con 27 esclavos, más dinero en existencia a su esposa, liberó 5 esclavos que tenía en la casona y puntualizó una por una las deudas que tenía impagas y por supuesto que las que le debían también....
Cuenta la historia, que ahí recién su alma quedó en paz, lejos de los avatares de la vida terrenal.-
(Fuentes: "Don Cipriano de Melo- Señor de Fronteras"- Arturo Ariel Bentacur; "Historia de los Pueblos Orientales" Tomo III- Aníbal Barrios Pintos y material encontrado en Internet).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 16 de mayo del 2018.-


Sol poniente en la Laguna Merín.-

"UN COMISARIO, SATISFECHO DE SERLO"........
En la historia de la zona y del Uruguay, mucho se habla del "Crimen de la Ternera" y de José Saravia, por ser el principal implicado (incluso hasta lo han querido vincular con la "Tragedia del Arroyo del Oro" y nada, tiene que ver "El oro con el moro").....
Pero poco se habla del Comisario de Santa Clara de Olimar, Mario Larrosa Portella (nacido en las Costas del Sarandí Grande, en el Rincón de Ramírez) hijo de Toribio Larrosa Marín y de Albertina Portella Viaut, quien con su dignidad y profesionalidad como Policía, no se dejó engañar por la plata que le ofreció Saravia.-
Ni tampoco le interesó el poder de éste, ni que eran colorados los dos....Tuvo que proceder y procedió a conciencia y él solo, lo prendió a José Saravia.-
Muchos años después el Comisario Mario Larrosa Portella, enfermó de "Mal de Alzheimer" y al menos una vez tuvo que ser llevado a Montevideo, por la Policía de la Primera Sección de Treinta y Tres.-
Esta foto, está en el archivo que estoy preparando, como símbolo de honestidad, de profesionalidad y de coraje, también.-

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 16 de mayo del 2018.-

lunes, 14 de mayo de 2018


 "ENTRE LA TEMPESTAD Y EL SILENCIO".....
Lorenzo Antonio Inocencio de la Torre y Jampen, nació el 28 de julio de 1840, en una casa de la calle Pérez Castellanos 1385 de la ciudad de Montevideo.-
Era hijo del gallego Lorenzo da Torre (que fue comerciante, empleado de Aduanas en Montevideo y adherido a los blancos de Oribe) y de la oriental, María Jampen.-
A los siete años de edad, ingresó en la Escuela Pública que regenteaba la Junta de Montevideo y además de demostrar que era un alumno mediocre y desinteresado por los libros de estudio, también dejó entrever que su carácter no iba a ser del todo bondadoso y tolerante.-
A los 14 años de edad abandonó los estudios y se empleó como mandadero en el escritorio de Rudecindo Canosa, para poco tiempo después sumar otro trabajo y emplearse como dependiente del comercio de Nicolás Ojer.-
Coronel Lorenzo Latorre.-
Para obtener ganancias extras, compraba cigarros a una fábrica y los revendía a los clientes del estudio de Canosa y del comercio de Ojer.-
Poco tiempo después Lorenzo Antonio ( de quien algunos historiadores lo suponen como hijo natural del General Manuel Oribe) se peleó con su padre porque éste quería hacerlo ingresar en la Guardia Nacional creada por el Presidente Berro y él, ya tenía motivos, ideas y simpatías por el Partido Colorado y se fue de la casa paterna, viajando a Buenos Aires, siguiendo los pasos del General Venancio Flores.-
Como corolario de este hecho, se cambió el apellido dejándolo simplemente como "Latorre".-
En 1863, fue de los que invadió el suelo oriental junto a Flores y lo acompañó en la "Cruzada Libertadora".-
Adherido como Sub Teniente al "Batallón Florida", estuvo presente en el "Martirio de Paysandú" y en 1865, marchó para el Paraguay al frente de la compañía de Carabineros del "Florida" bajo las órdenes del Coronel Eduardo Bertrand y dependiente del General Enrique Castro.-
En la "Batalla de Estero Bellaco" en 1866, fue herido de gravedad de un tiro, en una ingle y trasladado a uno de los tantos Hospitales de Campaña, soportó dolores de toda clase, mientras un médico-cirujano brasilero a falta de anestesia, lo hacía morder un pañuelo para poder quitarle el proyectil que se le había incrustado.-
Culminada la extracción el cirujano le dijo al oído al enfermero:- Tapalo con una sábana que me parece que éste, no llega a la madrugada.....
Sin embargo sobrevivió y trasladado para su recuperación a Montevideo, tuvo una larga convalecencia, quedando con una pequeña renguera, que se cuidaba muy bien de disimular, cuando daba el paso.-
Reincorporado al "Batallón Libertad" como Teniente, en 1867 acompañó al Coronel Fortunato Flores (hijo de Venancio) a Europa y visitó junto a éste, la Exposición Universal de París.-
Por entonces ya sobresalía como un militar profesional y celoso de sus deberes, obteniendo el ascenso a Capitán el 19 de febrero de 1868, cuando los revolucionarios de Bernardo Berro Larrañaga intentaron asaltar el "Cuartel de Dragones" y fueron rechazados a los tiros por él y soldados a su mando, levantándose de la siesta el Coronel Olave al escuchar la pelea y dando muerte de un tiro a Senén Freire, que era en sí el que comandaba a los revolucionarios blancos.-
De ahí en más su carrera militar fue en ascenso y durante la "Revolución de las Lanzas" peleó bravamente en la "Batalla del Sauce", donde ascendió a Coronel, contuvo un asalto a la bayoneta ordenado por el Coronel blanco Lesmes de Bastarrica (con quien se hizo gran amigo) e incluso se peleó con el General Gregorio Suárez, por salvar la vida de varios amigos blancos que éste, había ordenado degollarlos.-
A causa de eso el "Goyo Jeta", lo dio de Baja del ejército colorado.-
Lo reintegró con el mismo grado, el Presidente de la República General Lorenzo Batlle, pero la amistad con Suárez ya estaba resquebrajada y de ahí en más el proceso se fue acentuando, hasta caer en un abismo insondable.-
Jefe indiscutido del 1ero de Cazadores, fue quien impuso el orden y el retorno a la normalidad en el motín de la Plaza Matriz el día 10 de enero de 1875, cuando el regimiento de Palleja, cargó contra la Guardia Nacional que se encontraba desarmada.-
Combatió en la Tricolor en 1875, donde se hizo amigo de los blancos Ángel y Justino Muniz, a la vez que también se amigaba del Coronel brasilero Astrogildo Pereira da Costa (tío segundo de Justino Muniz), a quienes les dio el tiempo del mundo para que se exiliaran en el Brasil sin haber derramamiento de sangre alguno.-
A pesar de ello y para "tapar el ojo" del Presidente Batlle y de sus seguidores inmediatos, mandó al Teniente Coronel Melitón Muñoz, que realizara una carga de caballería contra el campamento de los Muniz, que estaban cerca de Fraile Muerto (Cerro Largo), aunque en teoría sabía que éstos ya se estaban marchando para el Brasil, porque la revolución había sido derrotada y previamente habían "pactado" con él, por mediación del brasilero Astrogildo Pereira da Costa.-

                                  DICTADURA  CON  MANO  DE  HIERRO

Es muy conocida su llegada al gobierno oriental con 31 años de edad, su dictadura impuesta con mano de hierro entre los años 1875 a 1879 y según los historiadores Carlos Machado (socialista), Lincoln Maiztegui (blanco) y mi profesor de historia en el Liceo de Vergara, Darwin Carballo Campos "El Chito"(socialista), fue uno de los parteros del Uruguay moderno, que no precisó de las divisas partidarias para gobernar (su gabinete tuvo blancos y colorados) y que además desplazó de su lado "a los muy ilustrados burgueses" (palabras del historiador socialista Carlos Machado).-
Muy escrupuloso en el manejo del dinero del Estado. Hizo alambrar las heredades (llegaron a cercarse unas 400.000 cuadras de campos y se importaron unos 25 millones de kilos de alambre) mejoró el ejército (dotándolos de mejores armas y uniformes, a la vez que desafectó regimientos y mantuvo sueldos acordes) liquidó con los gauchos vagos y "mal entretenidos", creó la Policía Rural, Juzgados Letrados Departamentales para reprimir la delincuencia, además de: Registro de marcas y señales, Código Rural, Código de Procedimiento Civil, Código de Comercio y de Instrucción Criminal, Registro del Estado Civil, Registro de Embargos e Interdicciones y además llevó a cabo una profunda reforma de la Enseñanza Primaria con José Pedro Varela como principal adalid.-
Consiguió que la Iglesia Católica de Montevideo tuviera su propio Obispado, reconocido por el Vaticano, vendió los ferrocarriles para la firma Ferrocarril Central del Uruguay, impuso reformas en la Universidad, propendió a que se formaran varias localidades en el interior del país (Sarandí del Yí, Lascano, Mosquitos (Soca), San Jacinto y San Bautista) y entre muchas cosas más, creó la Escuela de Artes y Oficios.-
No quiso aceptar para nada que se le confiriera el grado de General del ejército. Aduciendo en ese caso a la "desesperante situación del erario público incapaz de soportar un nuevo recargo"; pero también haciendo saber que necesitaba con su gesto darles una lección a varios militares y ciudadanos que solo servían a la Patria por el atractivo de las recompensas.-
En el año 1872, luego de la muerte de su padre, casó con Valentina González, con quien procreó 10 hijos entre varones y mujeres, pasando a vivir en la calle Convención 1239, entre Soriano y Canelones.-
Como todo gobierno dictatorial, el del Latorre no fue menos y tuvo sus torturas, sus odios, sus represiones, sus detenidos, sus "matones a sueldo" y sus desaparecidos, como por ejemplo su antiguo superior el Coronel Eduardo Bertrand y Carlos Soto, que fueron muertos a puñaladas.....
Hasta se comenta que al propio "Goyo Jeta", lo alcanzó la oleada del iracundo y difícil Latorre, luego de que cayera muerto de golpe en su domicilio tras haber ingerido una taza de té.-
Para ese tiempo (1879) "El Goyo Jeta" se encontraba con prisión domiciliaria y no está lejos que sicarios del Coronel Latorre, indujeron a que la preparación del té, contara con una buena dosis de estricnina incluida.-
Ya no es fácil probar esto, pero tampoco resulta increíble, dado que el General Suárez, estaba custodiado por soldados que vigilaban el perímetro de su casa.-
En este caso, de nada le habría servido al degollador colorado de otro tiempo ser "prevenido" y tener a mano "Al gringo de confianza" como lo llamaba al Dr. Carlos Brendel de nacionalidad alemana.-
Más allá de toda esa nebulosa de violencia, de rencor, de "pasadas de facturas" de un lado y de otro que creó la dictadura de Latorre, tuvo sus logros para el campo y para la ciudad y eso más allá de que sea discutible o no, tiene un antes y un después que consta sin pasiones y sin subjetivismos, en la historia nacional.-
A pesar de ser tildado de un temperamento brutal, rígido para con los demás, guarango y rudimentario, el Coronel Latorre, gustaba del carnaval y se entreveraba en las "guerrillas con agua y con huevos", escribía y recitaba sus propios versos, leía novelas y gustaba del teatro, de la música y de la ópera.....

                                                   LA   PARTIDA
Pero a pesar de todo esto, el genio violento sin prisa y sin pausa, no podía con la calma que por momentos encendía la primitiva luz de su mente y que parecía hasta iluminarle el alma.-
Perseguido por sus propios fantasmas, amenazado por sus enemigos, proscrito, tildado de asesino, de intrigante y de conspirador, a pesar de ser elegido Presidente Constitucional, declaró "que los uruguayos eran ingobernables" y el día 13 de marzo de 1880, se bajó de la Presidencia y se fue del país.-
Abordó el tren en la estación "Sayago" en compañía del Coronel Américo Fernández y de su amigo Justo R. Pelayo, quienes lo acompañaron hasta la estación "Mansavillagra".-
Desde ahí, tomó la diligencia de Juan Nievas y se dirigió a Durazno a la estancia de su amigo el General blanco Basilio Muñoz Galván, quien le facilitó a Alejandro Borches para que le sirviera de baquiano en su cabalgata hacia el Brasil.-
Se supone que al menos dos personas más, lo acompañaban. Uno de ellos, el Comandante Nicasio Galeano.-
Estuvieron donde hoy está la estancia "La Palma" en las costas del Parao (Rincón de Ramírez) y desde allí cabalgaron con destino hacia "La Pastoril" (estancia de Joaquin Suárez Ximénez), también sobre el arroyo Parao y circunscrita al "Rincón de Ramírez" (Departamento de Treinta y Tres).-
Desde ahí atravesando bañados, cañadas y arroyos, cortaron en línea recta hacia la boca del Tacuarí con la Laguna Merín, donde cruzaron a caballo, penetrando en la ciudad de Yaguarón (Brasil) donde lo esperaban los militares: Plácido Casariego, Pablo Ordóñez y Ernesto Courtín.-
Vivió un tiempo en Yaguarón (donde hoy está el edificio "TIARAJÚ"); formalizó amistades con el Dr. Carlos Barbosa Gonçalves- pariente del General Máximo Santos- que vivía enfrente, mientras de su custodia se encargaba el Comandante Nicasio Galeano.-
Pronto se tuvo que ir de Yaguarón dado que persistían las intrigas y las amenazas de invasión al Uruguay (incluso el Coronel Foglia y Pérez intentó asesinarlo) y luego hasta su muerte, residió en la ciudad de Buenos Aires, donde hasta llegó a poseer una estancia que se llamaba "Pampa Oriental" y estaba ubicada en Pehuajó.-
Viudo de Valentina González, en 1890, se casó con Amalia Bussetti, con quien tuvo dos hijos y una hija más.-
Estando en el exilio de Yaguarón, había concurrido con sus hijos mayores a Italia, donde fue recibido en audiencia por el Papa León XIII.-
Falleció en su casona de la capital porteña, ubicada en la calle Granaderos 352 , el día 18 de enero de 1916 a los 76 años de edad.-
En 1975 la dictadura militar que gobernaba Uruguay, repatrió sus restos, con inusitada pompa y honores militares, cumpliendo con el testamento que le había dejado a Lorenzo (uno de sus hijos) donde le pedía que cuando creyera conveniente trasladara sus restos a la sepultura que tenía en propiedad en la ciudad de Montevideo, pues su deseo era de que los mismos: "descansaran en el suelo querido de la Patria".-
Y este hecho, propiciado por todos los aditivos de aquel momento, parece que condenó al Coronel Lorenzo Latorre a quemarse en las llamas voluntarias del anonimato.-
En ese mismo año de 1975, nos decía en Vergara nuestro profesor "El Chito" Carballo ( que repito, era socialista consumado y fue destituido por la dictadura ese mismo año): "Éstos (refiriéndose a los militares del proceso) recién se acordaron de Latorre.....Algún día la historia que no admite enmiendas ni banderías políticas, le reconocerá la obra que realizó por esta Patria".....
Aun se espera, ese tema del reconocimiento de la obra....
(Fuentes: "Una historia de los orientales" de Carlos Machado; "Latorre y el Estado uruguayo" de José Pedro Barrán; "Caudillos y Doctores" de Lincoln Maiztegui).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 14 de mayo del 2018.-
"GERÓNIMO DE AMILIVIA.....UN VASCO DE ARMAS TOMAR"...

Gerónimo de Amilivia Astiazarán, nació en Zarautz (Guipuzcoa-) España un día 11 de mayo de 1821.-
Fueron sus padres: Ignacio Antonio de Amilibia y Josefa Ignacia de Astiazarán.-

Siendo un niño aprendió sus primeras letras en el Colegio VITORIA y posteriormente, como sus progenitores querían que siguiera la carrera eclesiástica, ingresó al Convento de los Domínicos en Azpeitia (Guipuzcoa), pero a los 13 años de edad y al segundo año de iniciada la "Guerra Carlista", se fugó del Convento y se presentó como voluntario, ante las tropas que mandaba el Coronel Iturbe, Jefe del 4to. Batallón de Guipuzcoa.-
Como el militar lo conocía y conocía a la familia del voluntario, lo tomó y lo entregó a sus progenitores en la propia casa; aunque tiempo después volvió a fugarse y presentarse ante un batallón "carlista", donde nadie lo conocía.-
Fue aceptado como soldado raso y en 1835 en el "Sitio de San Sebastián" a órdenes del General Sagastizábal, tuvo su bautismo de fuego, donde murieron 3.000 liberales y 700 soldados "carlistas".-
De boina blanca con borla azul (tal como se distinguían "los carlistas") de Amilivia, siguió combatiendo en diversos puntos geográficos y en diversas jerarquías militares.-
Al finalizar la guerra en 1840, ostentaba el grado de Capitán y había sido herido de un tiro que le había atravesado el cuello y parte de una mejilla.-
Conjuntamente con su hermano Juan José, se unieron a otros más que conformaban un complot, en vías de un nuevo sublevamiento, pero fueron descubiertos y condenados a muerte.-
Lograron fugarse para Francia, donde estuvieron presos y al ser puestos en libertad, abordaron un barco llegando al Uruguay el día 2 de noviembre de 1842, durante el transcurso de la Guerra Grande.-
Ya estaba en suelo oriental el otro hermano de nombre Policarpo, que se desempeñaba como Teniente Cura (había adquirido los hábitos en España) junto a Monseñor Estrázulas.-
Sin embargo Juan José y Gerónimo, luego de haber estado con su hermano, pasaron a radicarse en San José.-
Sabedor el General Manuel Oribe, de las virtudes guerreras de los de Amilivia, ordenó al Jefe Político y de Policía de San José, que fueran reclutados para el ejército blanco, quedando Gerónimo a cargo de las tropas orientales y Juan José, a cargo de las tropas españolas.-
Los tres vascos de Amilivia (Gerónimo, Juan José y Policarpo) siguieron la divisa blanca de Oribe, por el solo hecho de aquel recuerdo "carlista", donde los militares del General Tomás de Zumacálarregui- conocido por el "Tío Tomás"- se distinguían por las boinas de ese color.-
Eran "los blancos" (militares carlistas) contra "los negros" (militares liberales) viejas nostalgias de una lejana España, que influyeron en el alma de los de Amilivia, donde Policarpo, fue capellán del ejército de Oribe y por lo menos Gerónimo, nunca se desprendió de su boina.-
Fue un fanático "chapelchurris" (boina blanca- en vasco-).-
Terminó la Guerra Grande como Oficial de Oribe y al hacerse la paz, junto a su hermano Juan José, se fueron a trabajar en el campo.-
En 1863, Gerónimo, tomó las armas nuevamente y fue reconocido con el grado de Capitán, integrando las fuerzas del Coronel Bernardino Olid (caudillo blanco de la zona de Rocha).-
En la "Revolución de las Lanzas" con el grado de Teniente Coronel, comandó un batallón, llevando de soldados a tres de sus hijos, estando presente en varias batallas, siendo herido en el "Sauce" de un tiro en una pierna y en "Manantiales" de un lanzazo en el cuerpo.-
No salió a la "Tricolor" en 1875, pero en 1886, cuando la "Revolución del Quebracho", comandó el 3er. batallón de la infantería revolucionaria.-
En el año 1894, el Presidente de la República Dr. Julio Herrera y Obes, le otorgó el grado de Coronel del ejército gubernista; pero, en 1897, el porfiado " Soldado de Zumacálarregui", como le llamaban sus compañeros, se escapó de los gubernistas y se plegó al General Aparicio Saravia.-
En 1904, con 83 años de edad, volvió a dejar a su esposa en la paz del hogar, sus campos en Flores (cerca de la ciudad de Trinidad) y junto a sus hijos, se unió a Saravia, quien le mantuvo el grado de Coronel y lo designó "Inspector de Armas del ejército revolucionario".-
Hizo toda la campaña guerrera y al decretarse la paz y el desarme, retornó a sus pagos de Flores.-
Falleció el día 6 de setiembre de 1910, en Montevideo, cuando ya contaba con 89 años de edad y su foja militar como su propia vida, estaba emparentada con la leyenda.-

(Fuentes: Diccionario del Dr. José María Fernández Saldanha; sitio de Internet "Auñamendi Eusko Entziklopedia" del historiador español Oscar Álvarez Gila y "Mansavillagra" del historiador Alcides Olivera).-

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 14 de mayo del 2018.-



General Tomás de Zumacálarregui del ejército "carlista" a cuyas órdenes
peleó de Amilivia en la guerra de España.-


miércoles, 9 de mayo de 2018

"EL DÍA DE LOS CUCHILLOS LARGOS..... CUANDO A DON VENANCIO LO VELARON DE PIE".....
Fue el 19 de febrero de 1868, en una ciudad de Montevideo, donde oprimía el calor y la humedad reinante; los casos de fiebre amarilla y cólera que enlutaban varios hogares, pero, por otro lado se esperaba con ansias de la época, la llegada del Carnaval.-
A las dos de la tarde de ese día, cuando se escucharon las campanadas de la Catedral, el ex-Presidente blanco Bernardo Prudencio Berro Larrañaga (sobrino materno del Presbítero Dámaso Antonio), se puso de pie en el café donde esperaba pacientemente, salió a la calle y comenzó a caminar por la sombra de la vereda, hacia el Fuerte de la ciudad.-
Éste, estaba emplazado en la hoy Plaza Zabala y lentamente, se le fueron uniendo otros partidarios tales como: Senén Freire, León Mendoza, Avelino Barbot, Timoteo Aparicio, Justino Jiméndez de Aréchaga, Rafael Ocampo, Bernardo Gervasio Berro Bustamante (uno de sus hijos, que años después sería Comisario de Policía en el "Rincón de Ramírez", Jefe Político y de Policía de Treinta y Tres, hacendado y caudillo blancos en las revoluciones de 1897 y 1904), hasta que completaron unas 25 personas armadas para la ocasión.-
En Entre Ríos, esperaba pronto para invadir el General Anacleto Medina "El Indio" y en la zona de Manga (afueras de Montevideo) se había acantonado el vasco Lesmes de Bastarrica con otro lote de partidarios blancos, esperando el aviso de Berro, para invadir la ciudad.-
Bernardo Prudencio Berro.-
Al grito de: "Abajo el Brasil, viva el Paraguay y viva la Independencia Oriental ".....Berro entró por la puerta principal del Fuerte, mientras el Presidente Pedro Varela, huía por el fondo.-
Estaba previsto, tomar la Jefatura (que funcionaba en el Cabildo), el Cuartel de Dragones donde estaba el "Batallón Constitucional" y el Fuerte de San José.-
Pero se les complicó la cosa en el Cuartel de Dragones, donde a pesar de matar al centinela, les hicieron frente los oficiales Lorenzo Latorre y Santos Arribio, mientras que el Coronel Eduardo Olave (el mismo que pelearía contra Timoteo en la "Batalla del Rincón de Ramírez" en abril de 1870) se levantó de apuro de la siesta y mató de un balazo al blanco Senén Freire.-
Retrocedieron los invasores y Olave, lo mandó al oficial Emiliano Maciel que de inmediato fuera a la casa del General Flores para enterarlo de lo sucedido.-
En realidad Flores, esperaba esta conspiración desde varios días atrás.-
Había dejado su gobierno dictatorial el día 15 de febrero de ese año, entregando el sillón a Pedro Varela, pero, ya le habían pasado el dato que la gente del "Goyo" Suárez, andaba preparando un complot contra él. Le había avisado el mismo General Francisco Caraballo "pasándole la mano por la espalda"- que los blancos eran los conspiradores......
Y como Flores sabía que Caraballo era de los hombres del "Goyo Jeta", le contestó algo así como:- No les tengo miedo a los blancos que conspiran......Bueno, ustedes conspiran contra mí y tampoco les tengo miedo.....
"Los dados estaban echados" y en julio de 1867, mientras Flores ejercía la Dictadura, la policía había descubierto un túnel hecho por abajo del Fuerte y que llegaba hasta el mismo sillón donde se sentaba Flores, con una carga de dinamita, lista para estallar, provocar un tremendo daño en la estructura del edificio y "limpiar" instantáneamente al "manda-más" .....
Agarraron a un alemán Neumayer de apellido, quien confesó que había hecho el trabajo a pedido del Coronel Eduardo Bertrand (un colorado adicto al General Gregorio Suárez y que después cuando el gobierno de Latorre, fue mandado asesinar).-
De inmediato se dispuso la aprehensión de Suárez "Goyo Jeta", pero de Bertrand ya fue tarde, porque había huido presuroso a exiliarse en la Argentina.-
El 19 de febrero de 1868, Flores, se encontraba almorzando en su casa de la calle Florida, entre Uruguay y Mercedes- conjuntamente con los Sres. Antonio Márquez, Amadeo Errecart y Alberto Flangini.-
No andaban bien sus cosas y dentro de su casa había cierto drama con la esposa y más dramas todavía con sus hijos Eduardo y Segundo, que se creían "Dioses chicos" y querían a toda costa que su padre se perpetuara en el poder.-
General Gregorio Suárez.-
"Goyo Jeta"
Cuenta la historia confidencial, que Flores, ese día estaba haciendo las valijas para irse para la Argentina a radicarse y administrar un saladero de su propiedad, hasta que los nubarrones de la violencia pasaron un poco.-
General Francisco Caraballo.-
Pero no pudo ser.-
Próximo a la hora dos y treinta de la tarde, llegó a la carrera el oficial Maciel, enterándolo de lo que estaba ocurriendo en el Cuartel de Dragones y el General, de inmediato hizo preparar su coche de caballos y con los acompañantes que estaba partió raudo para el lugar.-
Al llegar a la esquina de Rincón y Ciudadela, frente al comercio de Quintín Correa, una carreta atravesada le cortó el paso al coche e inmediatamente, desde un almacén ubicado en la esquina de Florida y Mercedes, salieron 5 o 6 individuos, emponchados y con grandes sombreros que les cubrían los rostros, emprendiéndola a balazos, contra el cochero y demás integrantes del carruaje.-
Allí murió Juan Bella, que era el cochero. Flangini, Errecart (herido en el cuello) y Márquez, lograron escapar en distintas direcciones, mientras que Flores a los tiros, logró bajarse del coche y trastabillando hacia la vereda, fue apuñalado una y otra vez por los individuos, que al verlo caer herido, también fugaron del lugar inmediatamente.-
Casualmente, pasaba por allí el padre francés Juan del Carmen Soubervielle, quien le dio la absolución al General y se cuenta que éste, moribundo ya, logró decir "que perdonaba a sus atacantes".....
Ocho puñaladas, dadas con odio y con rencor inusitados, en varias partes del cuerpo se lo llevaron presto, hacia la muerte.-
Mientras tanto, Bernardo Prudencio Berro, como le había fallado el plan urdido, se dirigió hacia el "Cubo del Sur", donde presumiblemente lo esperaría un bote para arrimarlo hasta una fragata española. Pero tampoco se dio ese caso y tuvo que volverse caminando hacia una aldea fantasmal, donde ya se escuchaban tiros y gritos, el calor cada vez oprimía más y la gente corría y trancaba puertas y ventanas sin abrirle a nadie.-
Salio todo tan mal, que don Bernardo, hasta se apersonó a la casa de su pariente Pedro Berro y golpeó varias veces sin que le abrieran la puerta. Allí dejó recostadas, el arma de fuego que traía en una de sus manos y la lanza corta, que portaba en la otra.-
Por su parte los otros blancos, habían mandado un chasque a Bastarrica, con la orden de que avanzara con su gente, pero, el hombre tenía sed y le dio por beber en un manantial que estaba contaminado y en el camino a Manga, cayó de arriba del caballo fulminado por el cólera, sin lograr cumplir con el aviso.-
En la calle Reconquista, el Comisario Mayabre y el Comandante Manuel Lasota, lo detuvieron a Berro y lo llevaron preso para el Cabildo, donde ya se encontraba el cadáver de Flores, cubierto por el Pabellón Nacional y rodeado por: el Presidente Pedro Varela, el Jefe de Policía José Cándido Bustamante, el Dr. Julio Herrera y Obes, José Ellauri y Eduardo Flores.-
Puesto Berro ante el cuerpo de Flores, se vio tremendamente sorprendido e inmediatamente culpado de la muerte, por el Presidente y por los restantes, siendo conducido a un calabozo del Cabildo, a los empujones y a las trompadas y según algunos testimonios, luego de estar entre rejas, un Policía de apellido Machín, le pegó un tiro en la cabeza y allí lo dejaron desangrarse hasta morir......
Posteriormente fue degollado por un moreno apodado "El Elefante" y cargado su cuerpo en un carro, junto al de su amigo Avelino Barbot, que también había sido ultimado y conducidos al cementerio central, por un borracho que en todas las esquinas gritaba:- Aquí va Bernardo Berro, el matador del General Venancio Flores......
Al llegar al cementerio central, el borracho, que se llamaba Pedro García, se bajó de cuchillo y trabuco en la cintura y lo encaró a Eloy García que era el jefe de sepultureros y le dijo:- A estos los echás en la fosa común de los de la fiebre amarilla......
Asesinato del General Venancio Flores.-
Óleo del pintor Juan Manuel Blanes
Eloy García, cumplió la orden del otro, pero marcó la fosa donde estaba Berro y ese hecho permitió a los familiares que en 1878, pudieran exhumar sus restos al Panteón familiar.-
A todo esto mandaron llamar a Buenos Aires a un médico de apellido Estrada, para que embalsamara el cuerpo del General Flores y mientras tanto, el Dr. Fleury, le quitó la cabeza y la conservó en formol.-
Llegó el Dr. Estrada lo más ligero que pudo, pero el cuerpo de Flores en el Cabildo, ya había entrado en proceso de descomposición, lo que era imposible proceder a embalsamarlo.-
El Dr. Estrada, formó un muñeco de paja y madera, para poder colocarle el uniforme militar y luego le adosó la cabeza que había conservado el Dr. Fleury y para que el cuerpo no se desarmara, le ató un palo por atrás y lo tuvieron que velar de pie, con el féretro recostado a una de las paredes.-
Allí estaba el "Batallón Constitucional" rindiéndole honores militares, pero el día 21 de febrero, murió de cólera el hermano de Flores, de nombre Manuel, que era Comandante Militar del Cabildo.-
Enseguida se corrió el rumor de que el edificio estaba infectado y procedieron a evacuarlo, olvidándose voluntaria o involuntariamente, de los presos que habían allí (ya que el lugar funcionaba como cárcel también) dejándolos morir de HAMBRE......
Recién el día 30 de marzo del 1868, se animaron a entrar al lugar y tapándose las narices, sacaron lo que quedaba del cuerpo Venancio Flores, lo pusieron en un féretro, lo sellaron y lo enterraron en la Iglesia Matriz, con la pompa y los honores militares atinentes a su jerarquía.-
Otros, comentan que en la Catedral está solo la cabeza enterrada....
Una historia bárbara !!!
Velatorio del General Venancio Flores en el Cabildo de Montevideo.-
Guardia de Honor del "Batallón Constitucional"
Que va de la mano, con la trayectoria de un caudillo militar colorado que se decía católico, donde la polémica instalada lo cataloga de: dictador; fusilador de compatriotas como lo hizo con Jacinto Párraga y sus oficiales, en Florida; como lo hizo con Leandro Gómez y sus oficiales en Paysandú; traidor a la Patria al servicio del Imperio Británico; cómplice de Argentina y de Brasil y partícipe del crimen contra la nación paraguaya en la infame guerra de "La Triple Alianza".-
Sus matadores nunca más fueron descubiertos, a pesar de que la viuda del General y el caudillo de Soriano General Máximo Pérez, acusaron abiertamente a los Generales Francisco Caraballo y Gregorio Suárez "El Goyo Jeta", "El Goyo sangre", "que no daba ni pedía cuartel a los blancos".......Y que de pulpero, llegó a General del ejército nacional.....
Años después en 1880, cuando el Coronel Latorre se iba hacia el exilio de Yaguarón, llegó por la estancia "Las Palmas" (Durazno) de su amigo el General Basilio Muñoz Galván y allí según datos muy precisos que logró rescatar el querido Profesor Omar Moreira, historiador, escritor y novelista, muy vinculado a la zona, encontró a uno de los matadores del General Venancio Flores.-
Ese "sicario" que cobijaba "el segundo de los Basilio Muñoz", sería blanco adicto a Berro o sería colorado desertor de "Goyo Jeta"?.....
Nunca se supo.-
Y es muy difícil arriesgar una conjetura histórica, cuando se conoce que en la estancia de los Muñoz que eran blancos todos, también llegaban y se cobijaban gente que era colorada.-
(Fuentes: Internet y "La Espera del Coronel"- Prof. Omar Moreira-)
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 9 de mayo del 2018.-
General blanco Lesmes de Bastarrica.-
Ciudadano vasco

lunes, 7 de mayo de 2018


"SÁQUENSE LOS PONCHOS, QUE EN EL OTRO MUNDO NO  HACE  FRÍO".......
Capitán Fausto Aguilar.-
Fausto Aguilar Fernández, había nacido un día 19 de marzo de 1808 en el Departamento de Paysandú.-
Su padre Juan José Aguilar, un mestizo de blanco con guaraní y su madre, María Fernández; poseían campos en la zona del arroyo Negro (Paysandú) concedidos por el Virrey Gabriel de Avilés y del Fierro, hacia el año 1800.-
Fausto, no tuvo formación intelectual (posteriormente se mandaría hacer un sello de bronce con su nombre y apellido, para firmar la correspondiencia) y a los 15 años de edad, se enfrentó a un "matón " de la zona de apellido Albarenque, a quien apodaban "El Retobao" y luego de pelear un buen rato campo afuera, treminó por reducirlo y entregarlo a la autoridad judicial.-
Con 18 años de edad, como soldado raso, se unió a las fuerzas del General Juan Antonio Lavalleja y peleó en Sarandí e hizo la campaña del Brasil, llegando a batirse en Ituzaingó (Brasil), donde fue nombrado soldado distinguido.-
En 1830, se unió al Primer Escuadrón de Caballería al mando del Sargento Mayor Rafael Lasala y en 1832, participó en la misma unidad, bajo el mando de Juan Antonio Estomba y luego, de José Marote.-
Cuando Lavalleja, se levantó en armas contra Rivera en 1832, Fausto Aguilar, se pasó a este último, fue ascendido a Cabo y participó con Bernabé Rivera, en las matanzas de "Salsipuedes" y del "Queguay", contra los indios charrúas.-
En 1836 se sumó a la división del General Fructuoso Rivera, peleó en Carpintería y alcanzó el grado de Sargento.-
En julio de ese mismo año, intentó derrocar al Jefe Político y de Policía de Paysandú Sr. Vicente Nuvell, pero no tuvo éxito y se retiró hacia el Brasil, donde tomó parte en las escaramuzas de la Revolución de los Farrapos.-
En 1837 retornó nuevamente al suelo oriental, participó en Yucutujá y en Yí e integrando las tropas del Coronel Ángel Núñez, puso sitio a la "Villa de Paysandú".-
Fue ascendido a Capitán y al mando de 80 hombres se enfrentó a 700 blancos que mandaba el Coronel Lucas Píriz, los hizo retroceder e incluso mantuvieron un duelo personal con Píriz, que culminó con una herida en la cara de Fausto, a causa de la deflagración de una pistola de arzón; mientras que Lucas Píriz, se llevó de recuerdo para siempre, un sablazo en el hombro.....
Comenzaron a correr entonces de fogón en fogón las mentas de lancero guapo y corajudo de aquel "Indio" Aguilar, oriundo de Paysandú.-
Y esas mentas y ese mote impuesto por sus similares de chiripá y bota de potro, lo seguiría hasta el final de su vida, como su propia sombra.-
El 15 de junio de 1838, se batió en Palmar contra las fuerzas blancas del General Ignacio Oribe; en Cagancha en 1839; en Arroyo Grande en 1842 y en India Muerta (donde Urquiza mandó degollar 500 prisioneros colorados) "El Indio" Aguilar y Venancio Flores, lograron escapara por muy poco y se refugiaron en tierras brasileras.-
De Brasil, pasó a Corrientes (Argentina) y desde allí retornó al Uruguay para ponerse a órdenes de José Mundell. Con éste y con su gente, sitiaron la "Villa de Salto", obligando a Manuel Lavalleja a abandonar la población.-
A principios de 1847, fue capturado por tropas del General Justo José de Urquiza, estuvo preso 8 meses en Calá y el mismo General al enterarse de quien era, mandó liberarlo e incorporarlo a sus tropas.-
Así fue que "El Indio"Aguilar, combatió en Vences, en Álvarez (donde mató en un duelo personal a lanza, al Coronel rosista Marcos Rubio) y el día 3 de febrero de 1852, batalló en Caseros, donde Juan Manuel de Rosas, tuvo que dimitir.-
A pesar de que el General Urquiza, lo reconoció como "La primera lanza sudamericana", tuvieron unas diferencias de palabras y Aguilar, se vino para el Uruguay, donde se radicó en su estancia "San Francisco" a 20 kilómetros de Paysandú.-
Estaba casado con Fulgencia Borges, con quien tuvo 8 hijos; pero solo tres de ellos, lograron llegar a ser adultos.-
En 1853, el ejército nacional, le otorgó el grado de Coronel y en 1858, se plegó a las fuerzas invasoras del General César Díaz, logrando escapar otra vez a duras penas de ser degollado en la "Hecatombe de Quinteros".-
Se unió entonces al General Venancio Flores y luchó en tierra argentina al mando de éste y a favor de la causa de Mitre, en las batallas de Cepeda, Pavón y Cañada de Gómez, de donde se cuenta que Flores no salió muy bien parado ante el cruel sacrificio que le impuso a los vencidos.-
Pese a todo, los historiadores coinciden en que "El Indio" Aguilar, trató de ser lo más humano posible en las batallas, no ultimó vencidos y solo sacrificó vidas en dos de los tres duelos personales que mantuvo.-
En 1863, invadió con el General Flores, como segundo jefe y como les faltaban armas a los voluntarios, mandó hacer lanzas de tijeras de esquilar, en el comercio de Bernabé Quiñonez.-
El 2 de junio de 1863, el Coronel blanco Bernardino Olid (caudillo de Rocha, estanciero y pulpero en la zona de "India Muerta", cuyo apellido original era "Olley") cargó a los hombres de Venancio Flores, provocando la "Batalla de Coquimbo" (Soriano) sin dar cuenta al General Lucas Moreno, sin esperar refuerzos y pensando que el encuentro bélico, era como "raspar y comer"......
Todo lo contrario.-
Las huestes de Flores, formaron en cuadro y tras la carga que les trajo Olid, el después General Francisco Caraballo, le gritó a su gente:- Al que dispare, lo fusilo ! mientras que Fausto Aguilar, arengaba a los suyos :- MUCHACHOS, SÁQUENSE LOS PONCHOS QUE EN EL OTRO MUNDO NO HACE FRÍO !!
Cargaron a "lanza seca" y desparramaron a los blancos de Olid...
Posteriormente, Aguilar participó en la "Batalla de las Cañas", donde en duelo personal a lanza, mató a su amigo Clemente Paredes (nativo de Paysandú).-
En otra batalla más, contra las huestes del General Diego Lamas (padre del Coronel que participó en la revolución de 1897) fue herido de un lanzazo en la clavícula izquierda, donde tuvieron que retirarlo, colocarlo en el interior de una carreta y trasladarlo hasta Belén (Salto), donde bajo la custodia del Sargento Mayor Modesto Castro y 150 hombres de armas, fue trasladado en barco por el río Uruguay hasta la ciudad de Buenos Aires (Argentina).-
Coronel Fausto Aguilar y un amigo no identificado en foto tomada en Entre Ríos (Argentina).-
Allí se asistió, siendo dado de alta en diciembre de 1864, retornando otra vez a su Paysandú natal.-
Estuvo en el sitio impuesto contra el General Leandro Gómez y luego de ocupar las Comandancias Militares de Salto y de Paysandú, el día 11 de mayo de 1865, fue ascendido a Brigadier General.-
Pero la herida sufrida en la clavícula izquierda comenzó a pasarle factura y atendido por el Dr. Vicente Mongrell (que había sido médico personal de Leandro Gómez) se fue apagando día tras día a causa de una infección bacilar...
Falleció en su casa de Paysandú, rodeado de la esposa e hijos, el día 19 de julio de 1865, siendo sepultado en el cementerio de dicha localidad.-
Cuenta la historia, que antes de fallecer con pleno dominio de sus facultades psíquicas efectuó su testamento ante Escribano y testigos, legando su estancia y una chacra para la familia; a la vez que solicitaba también que fueran pagadas las cuentas que le debía a distintos comerciantes y otros militares, que lo habían auxiliado en momentos de apremio.-
El día 28 de julio de 1866, se le retiró del cementerio de Paysandú y luego de una salva de 21 cañonazos, el féretro con sus restos, fue conducido a Montevideo en el vapor Tévere y velado en la Aduana, conjuntamente con el cuerpo del General León de Palleja, caído para siempre en "Boquerón" (Paraguay) el día 8 de julio de 1866.-
Ambos militares, fueron sepultados en el Panteón Nacional del Cementerio Central.-
Para dar fin a estas líneas que no tienen otro fin que recordar a un olvidado de la historia nacional como ha sido el Brigadier General Fausto Aguilar Fernández, quiero significar que en la "Batalla de Coquimbo", donde éste pronunció su famosa y enérgica arenga, fue donde apareció sin rumbo y sin destino el perro del General Venancio Flores, que luego lo acompañaría en la "Guerra del Paraguay".-
Lógicamente, su nombre fue "Coquimbo" y a su muerte fue embalsamado y se lo regalaron al Dr. Julio Herrera y Obes, que había sido Secretario personal de Flores, en la Guerra antedicha.-
a su vez cuando falleció el Dr. Herrera y Obes, entre el olvido y la indigencia, "El Coquimbo" embalsamado, presidió el austero velatorio ubicado desde la parte inferior del féretro.-
También la "Batalla de Coquimbo", dio lugar a la poesía con su "Romance de los tres hermanos Valiente" que murieron peleando a lanza y sable, contra las huestes coloradas de Fausto Aguilar.-
Cuando los sepultaban, llegó el cuarto de los hermanos y comentó con su proverbial decisión y coraje:- Están sepultando a tres de los Valiente....porque yo no estaba en la batalla.......
A todo esto, el poema "Fausto" del argentino Estanislao del Campo, está inspirado en la trayectoria militar de Fausto Aguilar, a quien el autor conoció y combatió junto a él en Cepeda y en Pavón.-
(Fuentes: Internet y "Caudillos y Doctores"- Lincoln Maiztegui)
(Fotos: Tomadas de Internet del álbum del Dr. José María Fernández Saldanha).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 7 de mayo del 2018.-
"EL PADRE SEBASTIÁN BARRETO".......
Sebasitán Barreto en
1911 cuando ingresó
a la Escuela Agrícola
Jackson.-
En el mes de junio de 1991, estaba en Montevideo con mi madre (Irma Cuello) en estado delicado, dado que había sido intervenida quirúrgicamente y estaba internada en el CTI de la Mutualista Médica Uruguaya.-
Triste por los acontecimientos, cansado y nervioso porque estaba todo el día pendiente de ella (a veces dormía tres o cuatro horas por día), un mediodía pálido y somnoliento, entré a una rotisería ubicada en la calle Buenos Aires, entre Ituzaingó y Juan Carlos Gómez, bastante cerca de la Catedral de Montevideo.-
Mientras esperaba que me sirvieran, mi vista comenzó a recorrer el pequeño local y en un momento dado se enfrentó a una botella de vino tinto de un litro, que tenía dibujada en su etiqueta un Cura de sombrero negro (a la antigua usanza) y más abajo decía "PADRE SEBASTIÁN BARRETO".....
De inmediato mi mente se trasladó a la década de 1960 en mi Vergara lejano y querido y recordé vívidamente aquellos momentos en que un Cura Salesiano, de cabellos blancos y ralos, de sotana y sombrero negro, petiso, barrigón, robusto, siempre alegre, les hacía cuentos a los niños y daba recetas a los mayores, de como hacer los orejones, la salsa de tomate, los quesos o las pasas de uva, entre muchas cosas más.....
Debo afirmar y creer que me emocioné hasta las lágrimas cuando esos pensamientos, cruzaron en tropel por mi mente y recordé aquellos rostros queridos que ya no estaban físicamente.......
Pasaron muchos años desde ese junio del año 1991 y muchas cosas para bien o para mal ocurrieron en mi familia, dejándome a veces tremendos desgarros en el alma, pero siempre encontrando la mano de un amigo para pararme, enjugar las lágrimas y continuar por el sendero.....
Confieso que en el año 1991, yo no escribía aun y recién comencé a hacerlo en forma por demás precaria y tímida allá por el 2001, poco tiempo después de haber fallecido mi padre.....
Muchas veces o quizá siempre, emociones y recuerdos contenidos en el alma, lo llevan a uno a expresarse de alguna forma ante sus semejantes para intercambiar ideas, compartir buenos y malos momentos o simplemente para echar afuera, aquello que duele y oprime en el pecho.-
Todas esas circunstancias juntas, sumadas al don o a la energía que me ha otorgado Dios para expresarme a través de las letras me llevaron hace pocos días atrás a trazarme la idea y la razón, de escribir unas líneas,a favor del Padre Sebastián Barreto.-
El Padre Sebastián Barreto, muy joven dictando clases de física
en la Escuela Agrícola Jackson.-
Muchos vergarenses, se que lo conocieron.-
Pero, para aquellas generaciones que no lo conocieron ni de nombre, hoy, enciendo la luz de su recuerdo y con su sola llamita me atrevo a cruzar el túnel del tiempo para acercarme con amor y con fe a su eterna semblanza.-
Nació en Pasó de los Toros (Tacuarembó) en el año 1896 y siendo un adolescente, se vino a Montevideo e ingresó en la Escuela Agrícola Jackson, en la zona de Manga.-
El día 23 de diciembre de 1923, Monseñor Juan Francisco Aragone, Arzobispo de Montevideo, le ordenó sacerdote con apenas 26 años de edad.-
Continuó en la Escuela Agrícola Jackson con los Salesianos (orden a la cual pertenecía) y poco a poco fue motivando y acrecentando su cultura hasta volverse un autodidacta que sabía sin ambages de: matemáticas, física, historia, meteorología, biología, etnología, especialista en suelos y en lechería, además de ser uno de los primeros radio-aficionados que hubo en el País.-
Lógicamente su polifacética personalidad, lo llevó a ser muchos años profesor de la Escuela Agrícola Jackson, donde siempre residió y desde ahí se involucró con la Confederación Granjera del Uruguay, con la AFAUDU, con el Mercado Modelo (que comenzó en la Escuela Agrícola y a raíz de un proyecto presentado por ésta), con la Federación Rural del Uruguay (donde tres veces, fue Secretario de la misma) a la vez que dirigía Revistas y escribía libros sobre la etnología y otros oficios que manejaba a la perfección.-
Tuvo audición en una radio de Montevideo, durante muchos años; fue de los seguidores de Benito Nardone "Chicotazo" y viajó varias veces al Paraguay para visitar "El Solar de Artigas".-
Sus recetas de como hacer los orejones, las pasas de uvas, la salsa o la pasta de tomates, los quesos o los dulces de primera calidad, se mezclaron con las complejas proporciones químicas donde el vino que hacía el Padre Barreto, era más que lindo.....Era exquisito !!!
Hasta hoy, en la Escuela Agrícola Jackson, se usan las tablas de proporciones que él manejaba y las bodegas FARAUT, fabrican vino tinto y vino blanco, que siguen su senda y que llevan el nombre "PADRE SEBASTIÁN BARRETO"......
Imposible resumir en pocas las palabras el cariño, la empatía y la personalidad de un Cura, que entró tan de golpe en el corazón de muchos niños como yo, de aquel Vergara de la década de 1960.-
Barreto, se había hecho un implacable viajero, a pesar de sus más de 70 y pico de años y utilizaba el ferrocarril para llegar hasta Vergara y estar unos días, tomando mate amargo y escuchando el informativo en una radio SPIKA, con el polaco José Chuzinsky, que era el párroco de ese tiempo.-
Muchos niños como yo, blancos y negros, pobres y ricos, corríamos para la Iglesia ni bien sabíamos que había llegado el Padre Barreto y nos metíamos Iglesia adentro, tras los ladridos porfiados del "Perón", el perro lanudo de Chuzinsky.-
Él, nos daba un beso uno por uno y luego nos reunía y salía con todos y se sentaba en un banco de la Plaza Confraternidad, para hacernos cuentos y preguntarnos como nos iba en la Escuela......
Aquellos cuentos que hoy a tantos años, los exhumo y me doy cuenta que eran enseñanzas de vida que el propio Cura, había ido enhebrando pacientemente durante sus años de vida y de experiencia, en un mundo lleno de atajos, de metas inalcanzables, de búsquedas interiores y de "puñaladas traperas".-
Jamás lo vi enojado con nadie.-
Nunca le escuché reprender a ningún niño y siempre nos dijo que omitiéramos hablar mal de nadie, porque en el tema de "pasar cuentas", se encargaba Dios y no los mortales.....
Nos decía: "No se preocupen que todos estamos inscritos en el libro que el Señor tiene en el cielo.....Pero, ay mamita!!! (abría los ojos grandes y fruncía los labios)... Cuando le toque pasarnos las cuentas"......Y sacudía la cabeza y se reía casi que a las carcajadas.-
Un hombre alegre, bonachón, sincero, risa franca y amplia, con gestos muy particulares cuando quería exagerar algo y con la palabra "morrocotudo" en sus labios, cuando quería significar que algo era más que grande todavía.-
En realidad esos años fueron muy felices y muy disfrutables por cierto, junto al Padre Barreto, quien al terminar la misa de Chuzinsky, él, se mandaba un cuento desde el altar, con alcance para todo el público.-
El Padre Barreto en un campamento haciendo cuentos a sus alumnos.-
Visitaba a todo el mundo y se cuenta que en una oportunidad en que el Obispo de Minas Monseñor Edmundo Quaglia estaba enfermo, lo llamó para que lo confesara y Barreto, después comentó a sus amigos:- Lo confesé y después fui y le podé la parra que tiene en el patio de la Catedral....
Un 19 de junio de 1968, fue el orador principal que hubo en los actos realizados en la Plaza "Confraternidad" y luego que la Banda Militar terminara de ejecutar sus clásicas marchas y culminara el desfile, él, mate en mano sotana y zapatos negros, se fue a conversar con un empleado de Manolo Lago, que en esa época vivía en la Costa de Corrales del Parao para darle indicaciones de como tenía que hacer los quesos semi-duros, para que le rindieran más y obviamente, para que presentaran un mejor gusto al paladar......
Así era y así fue el Padre Barreto.-
En los inicios de la década de 1970, dejó de venir a Vergara y se recluyó en la Escuela Agrícola, donde transcurrió casi que toda su existencia.-
Enfermó de diabetes, perdió la visión y falleció en el año 1979, cuando había cumplido los 83 años de edad.-
A tantos años de ese tiempo que rememoro, quisiera volver a ser el niño de 8 años otra vez, para escuchar las bondadosas palabras, los sabios consejos, las parábolas del Evangelio convertidas en cuentos y la esperanza, el optimismo y la solidaridad por el prójimo, que siempre nos inculcó el Padre Sebastián Barreto.-
Que nunca nos falte su luz redentora !!
Y que su alma buena, descanse en paz !!
(Fuente: Internet- PDF del Sr. Martín Ospitaleche).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 7 de mayo del 2018.-