martes, 19 de diciembre de 2017


                 "EPOPEYAS DE LA  GUERRA GRANDE"

     " LA  VILLA  DE  MELO  Y  DON  TOMÁS  DIAGO"......

Carta del General Oribe a don Tomás Diago.-
El día 11 de febrero de 1845, parte del ejército colorado del General Fructuoso Rivera, que andaba deambulando por los campos de la Patria Oriental, nuevamente, como en agosto de 1844, puso sitio a la "Villa de Melo" (Departamento de Cerro Largo) y trató de rendir la guarnición militar que la defendía.-
Esta vez, fue por parte de la vanguardia riverista que comandaba el Coronel Cabral al mando de 350 hombres.-
Ante la intimación de rendirse y vista la negativa de los defensores de Melo, Cabral, llevó adelante un ataque de guerrillas que encontró dura resistencia y al ver las connotaciones que tomaba la acción, decidió replegar sus hombres, acampar y esperar la llegada de refuerzos.-
General Manuel Oribe.-
El día 13 de febrero, se presentó en persona el mismo General Fructuoso Rivera, a quien acompañaban unos "6.000 bultos" contando las "chinas cuarteleras", los guayaquises, la gente que no era de armas y unas 200 carretas que formaban el convoy.-
Coronel Dionisio Coronel
A las quince de ese día, camparon cerca del arroyo Conventos y el General, nuevamente, mandó chasques a conferenciar con la guarnición, indicando estos que no se rendirían bajo ningún concepto.-
Plaza principal de la ciudad de Melo.-
A la hora 21 y 30 de la noche, Rivera, con sus hombres y dos piezas de artillería llevaron adelante un feroz ataque contra la Villa, incendiando ranchos y sembrando el pánico entre los hombres, las mujeres y los niños, que veían sus casas arder, sin poder hacer nada al respecto.-
Sin embargo, la guarnición al mando del Coronel Dionisio Coronel Muniz, con el Comandante Juan Rosas (El Rubio-Negro de los Treinta y Tres Orientales), el Capitán Timoteo Aparicio y 847 soldados de armas, resistieron el embate a pie firme, cesando el cañoneo de los sitiadores a la hora 23 de ese día.-
General Fructuoso Rivera.-
Al día siguiente, ni bien alboreó el día, el Coronel Cabral y sus hombres de avanzada, cargaron nuevamente contra la compacta defensa de los sitiados; pero he aquí que una bala perdida de la soldadesca de Coronel, impactó en el Coronel Cabral quien cayó muerto de arriba del caballo.-
Al ver esto, los soldados atacantes se replegaron y disminuyeron el embate.-
Sin ellos saberlo, la noche del ataque (o sea el 13 de febrero) don Tomás Diago (uno de los Constituyentes de 1830, hacendado en el Olimar Chico y esposo de una descendiente de los Pereyra de Luz, terratenientes de la zona y gente de fuste en el gobierno) que se encontraba entre los sitiados, sugirió a Coronel, enviar un urgente pedido de refuerzos al General Manuel Oribe.-
A tales efectos don Dionisio, consultó con el Comandante Juan Rosas, a quien enviar y éste, le sugirió que había muchos hombres que podían cumplir la enmienda, ofreciéndose voluntario para tal evento, el Mayor Londoña.-
Así se realizó y el día 15 de febrero de 1845, Rivera, noticiado por sus "bicheadores" que se desplazaban fuerzas oribistas "reventando caballos" hacia la "Villa de Melo", trató de retirarse hacia la "Cruz del Tacuarí", dejando una pequeña avanzada de guardia y organizando la marcha de las carretas con rumbos a la Fortaleza de "Santa Teresa", pasando por el Guazunambí......
Una vez más, como en agosto de 1844, Coronel, había resistido con creces la toma de la guarnición militar y de la "Villa de Melo"......
Según su parte, el ejército riverista dejó en el campo de batalla: 30 muertos y 120 heridos; mientras que la guarnición contó la muerte de 4 soldados, de dos niños y de 5 hombres heridos......Amén de varios ranchos quemados.....
Recién el día 22 de febrero, los últimos soldados que había dejado Rivera, tornaron a retirarse de las adyacencias del Tacuarí, donde se hallaban escondidos entre los montes y este hecho, descubierto por las partidas de la guarnición, también le fue informado a Oribe por don Tomás Diago....
Don Tomás Diago.-
Históricamente, el segundo sitio de Melo, propició el inicio de la total destrucción del ejército de Rivera, dado que perseguido por el General argentino Justo José de Urquiza, el día 27 de marzo de 1845, libraron la feroz batalla de "India Muerta" (donde Coronel, Juan Rosas y Timoteo Aparicio, estuvieron presentes) en el Departamento de Rocha, logrando escapar a duras penas el General Rivera, con menos de 10 hombres y algunas "chinas", siendo pasados "a deguello" 500 o 600 prisioneros por orden del propio General Urquiza, de quien se cuenta, que presenció las ejecuciones mientras hacía tocar la Banda de Música de su ejército.....
Hay historiadores que sindican que hubo un enfrentamiento de palabras entre Dionisio Coronel y el General Urquiza, a causa de las atrocidades cometidas.-

El día 27 de febrero de 1845, Tomás Diago, recibió en la "Villa de Melo", carta del General Manuel Oribe, donde le expresaba: "Seor Dn Tomás Díago: Cuartel Gral. Febro. 27 de 1845.- Mi querído amigo: tengo a la vista su apreciable de 23 del corriente y me complazco justamente, en felicitarlopor la heroica defensa de ese pueblo, a q-e Ud. ha contribuído. No olbidaré (sic) en cuanto me sea posible atender a las necesidades bélicas de esa benemerita (sic), como lo hize hasta aqui. Nada mas tengo q-e decirle q-e estoy muy satisfecho y repetirme de Ud. afmo. amigo L.B.J.M = (Fdo.) Manuel Oribe".....
Al igual que los Generales Oribe y Urquiza, conjuntamente con el Coronel Dionisio Coronel Muniz, don Tomás Diago, también estaba afiliado a la Masonería.....

(Fuentes consultadas: Apuntes del Dr. Francisco N. Oliveres; "Anecdotas de Aparicio Saravia" César Pintos Diago).-

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 19 de diciembre del 2017.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario