domingo, 15 de abril de 2018

"ENIGMAS CERCANOS DE LA HISTORIA ORIENTAL".........
El día 13 de enero de 1933, el Dr. Luis Alberto de Herrera, se reunió en la casa del Sr. Alberto Puig, en la ciudad de Montevideo y en privado, con el Presidente Dr. Gabriel Terra.-
Luego de haber charlado dos horas, Terra, se puso de pie y dijo: "Vamos a dejar que pase el invierno".....
Ante ello, el Dr. Herrera también se puso de pie y le retrucó: "Vamos a ver lo que resulta de los sucesos. Si el pueblo en masa sale a la calle y lo pide, yo acataré su decisión e iremos donde haya que ir. En tanto, pido a todos cordura. No me obliguen a contestar a la violencia con violencia. Por temperamento, prefiero en vez de cortar, desatar los nudos.....
Evítenme el horror de la represión por las armas"......
Dr. Luis Alberto de Herrera.-
Cerrando esa conversación de dos horas, dijo el caudillo blanco al Presidente: "El cambio radical se impone, hay que hacerlo. O lo haces tú, o lo hacemos nosotros......"
Sintéticamente, estaba en juego la vida del Consejo Nacional de Administración (aprobado en la Constitución de 1917) y que obligaba al Presidente de la República a gobernar sometido no solo a la aprobación de las dos Cámaras Legislativas, si no también a dicho Concejo que controlaba directamente varios Ministerios, entre ellos el de Hacienda.-
Se vivían momentos de crisis económica y el Presidente Terra para tratar de descomprimir la situación intentó una reforma constitucional, pero el batllismo ortodoxo y los blancos independientes, se mostraron inflexibles en su legalismo.-
Terra entonces propuso convocatoria de un plebiscito que autorizara la reforma eludiendo las trabas constitucionales y argumentó que por encima de la letra de la Carta Magna está la soberanía popular.-
No hubo caso con los batllistas ni con los blancos independientes y rápidamente la situación se fue desbarrancando hacia el abismo ciego de la dictadura.....
El hecho ya es conocido y la sesión que duró hasta la madrugada del día 31 de marzo de 1933, en medio de un clima de tensión y donde se elevaron palabras como la del legislador colorado Dr. Julio César Grauert ( "izquierda batllista", quien moriría en octubre de 1933 a manos de la Policía de Canelones) y que dijo a viva voz: "Merecerá el bien de la Patria quien mate al dictador", solo sirvieron para dar el empujón necesario.....
Francisco Artucio Ferreira.-
Terra, de la mano de los Dres. Luis Alberto de Herrera y del "colorado-riverista", Pedro Manini Ríos, además de las fracciones "sosistas" y "vieristas" del Partido Colorado, se erigía en Dictador.-
Huelga decir el apoyo de los Bomberos en primer plano y de la Policía y del Ejército Nacional, en segundo plano.-
Pero poco ha dicho la historia de que Nepomuceno Saravia, su hermano Villanueva y el Sr. Francisco Artucio Ferreira (de la ciudad de Florida), estaban con sus caballos de guerra y varios adeptos, esperando el momento para dar el "Golpe" y en claro apoyo al Dr. Luis Alberto de Herrera......
Nepomuceno Saravia.-
Conjuntamente con este hecho poco comentado y que el líder blanco, hijo del General Aparicio Saravia, ya había tenido sus reuniones previas en Santa Clara de Olimar y en "Los Blanquillos" en el Departamento de Rivera, fue desbaratado un complot comunista que pretendía llevar adelante un huelga generalizada.-
El epílogo de estos dos hechos, terminó lógicamente con un atracón de detenidos. Entre ellos, Nepomuceno Saravia....que algunos ya aprovecharon el "ligerón" y para verse libres de su levantisca presencia, lo acusaron de COMUNISTA !!
En realidad eran dos cosas totalmente separadas.-
Por un lado: José Lazarraga Helguera, un español residente en Uruguay, que incluso se quedó para siempre en el país y falleció en Montevideo en octubre del año 1965, confeso comunista, que nunca abdicó de sus ideales y que curiosamente, siendo Diputado, fue encarcelado por unos días por la Policía de Terra, pero, que no fue deportado del país, como se había tornado costumbre durante el gobierno dictatorial.-
José Lazarraga Helguera.-
Por otro lado, Nepomuceno y Villanueva Saravia García, que sin abdicar de sus "blanquismos-saravistas", se ponían con sus subordinados, al servicio del Dr. Luis Alberto de Herrera.-
Nunca se llegará "hasta el hueso" porque no hay palabras escritas ni despojos epistolares abandonados, pero, según el Dr. Alejandro Gallinal, uno de los blancos independientes detenidos por la dictadura de Terra, el Dr. Herrera, "pactó" con el "golpista" y lo vendió a Nepomuceno.....
Otra versión afirma, que Nepomuceno fue detenido, como "medida de precaución" asumida por el régimen, ya que se trataba de un líder "peligroso" por sus influencias levantiscas con arrastres de hombres en Uruguay y también en Río Grande del Sur (Brasil).-
Lo cierto es que Saravia Díaz fue detenido según sus propias referencias en los carnavales que se desarrollaban en 1932 en la ciudad de Rivera, por parte del Jefe de Policía Sr. Gabriel Rodríguez y la primera noche, la pasó acostado entre cuatro soldados que empuñaban armas largas.-
Luego, fue alojado en la Cuartel de Bomberos de la ciudad y se le acusó sumario mediante por parte del Fiscal Letrado Dr. Piñeiro Chaín de "SER COMUNISTA Y DE RECIBIR DINEROS DE ESA FUENTE PARA HACER UNA REVOLUCIÓN".......
A los pocos días y defendido por el Dr. Segundo Santos, recuperó la libertad, exiliándose por cierto tiempo en el Brasil.-
Allí se enteró por gente adicta al Dr. Getúlio Vargas, que en 1932, el Dr. Herrera, bastante bien informado de los acontecimientos, había viajado a Río de Janeiro, para no estar presente en el Uruguay, en momentos que se llevara a cabo la detención antedicha.-
Posteriormente, Nepomuceno, fue a la Revolución Riograndense de 1923 (llevando entre su fuerza expedicionaria a un "sicario-vergarense" como fue Ramón Alaníz Lagos "El Indio") y sellando profunda amistad con gente de prestigio como: Augusto Borges de Medeiros, el Dr. José Flores da Cunha, Osvaldo Aranha y el propio Dr. Getúlio Vargas.-
Lo cierto es, que desde 1932 en adelante, Nepomuceno Saravia no se habló nunca más con el Dr. Luis Alberto de Herrera.-

(Fuente: "Caudillos y Doctores" de Lincoln Maiztegui Casas; "Memorias de Aparicio Saravia" de Nepomuceno Saravia García y apuntes tomados de diferentes textos de Internet, escritos en portugués-brasilero).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 15 de abril del 2017.-


Nepomuceno Saravia (sombreo blanco, lentes y pañuelo negro) en momentos de
ser detenido.-


No hay comentarios:

Publicar un comentario