viernes, 24 de febrero de 2017



DESCENDIENTES DE “CALÍGULA”….EN EL “RINCÓN DE RAMÍREZ”  Y  EN VERGARA….
Quizás, parezca jocoso, llamativo o algo detestable, el solo hecho de leer este título que esencialmente, pretende dotar de vida y de permanencia al entramado histórico y genealógico de un apellido.-
"Calígula"
Y todo ello surge en la mente del lector, cuando el pensamiento moldea e imagina la aureola excéntrica, libidinosa y grandilocuente que rodeó al Tercer Emperador Romano, que gobernó desde el 16 de marzo del 37 hasta el 24 de enero del 41.-
Habría mucho que decir del hijo del militar llamado: Germánico (hombre de relevancia y de estrategias guerreras en el Imperio) que se llamó Cayo Julio César Augusto Germánico y que siendo niño acompañó a su padre, en una de las tantas expediciones militares.-
Fue así que se convirtió en la mascota del ejército y sus ocasionales compañeros le gastaban chanzas, con el mote de “Calígula”, dado que calzaba unas botitas especiales, a las cuales los romanos les denominaban “las caligas”….
Claro está decir que ese mote, jamás le agradó y que hasta se vengó duramente, de quienes se atrevieron a llamarlo de esa manera.-
Era hijo de Agripina, bisnieto de Augusto y tío de Nerón, que no es decir poca cosa, cuando las crónicas se refieren al incendio de Roma y al poema escrito con tal motivo.-
Que nunca aprendió a nadar porque sufría de ataques de epilepsia; que tuvo al menos cinco esposas y que llegó a presentarse ante su pueblo como un verdadero Dios, habiéndose autodesignado con el nombre de: Júpiter.-
Fue tildado de demente por sus biógrafos, aunque para varios científicos de este tiempo no dudan de que sufriera de hipertiroidismo y sus días terminaron de la peor manera, porque murió asesinado a puñaladas, por súbditos de su mismo Imperio…
Más allá de todo eso, los genealogistas del siglo XX y en especial Ricardo Goldaracena, arribaron a la conclusión, no menos dura y escabrosa, que las estirpes de: “SAAVEDRA” y de “SOTOMAYOR”, capitanes y ricos hombres de los reyes de León y de Castilla, en España, tuvieron al Emperador “Calígula” como su ascendiente principal.-
Diego de Saavedra Fajardo.-

Miguel de Cervantes Saavedra.-
"El Manco de Lepanto"




Y en el caso del apellido “SAAVEDRA”, que es al cual me voy a referir en especial, para nada tuvo que ver la vanidad efímera del Emperador, con la pluma persistente de Miguel de Cervantes Saavedra “El Manco de Lepanto” o del reconocido escritor y diplomático: Diego de Saavedra Fajardo.-
Sin embargo, ahí está el dato, guardado celosamente entre los empolvados nobiliarios españoles.-
Esparcidos por Andalucía y Sevilla, se apellidaron: “ARIAS DE SAAVEDRA” (como Hernandarias); “PÉREZ DE SAAVEDRA” o simplemente “SAAVEDRA”, como la estirpe sevillana, que fructificó en Villa Constantina, al finalizar el siglo XVI.-
De un tal Juan de Saavedra y de su esposa Teresa Núñez, radicados en dicha Villa, desde antes del año 1580, se inició el linaje histórico que de una vez y para siempre, se estableció con descendientes de fuste y no tanto, en ambas márgenes del Río de la Plata.-
Otro Juan de Saavedra y Ábalos (nieto de la pareja anterior) y bautizado un 25 de abril de 1601, en la Iglesia Santa María de Mesa, siendo casi un niño, dejó las tierras sevillanas y a bordo de una precaria urca, logró cruzar con rumbo cierto, el Océano Atlántico.-
Llegó al Perú, pero desechando todo el relumbre de glorias y de riquezas que le ofrecía el Virreinato, tornó en militar, participando en las guerras de Chile y en el año 1639, se vino para Buenos Aires, donde culminó la carrera de las armas, con el grado de Capitán.-
Casó con Estefanía Mena de Santa Cruz, gente de posición holgada, con casas propias, estancia en Luján, vacas, ovejas, cría de mulas, dinero en efectivo, esclavos, ropas, etc lo que le permitió a la pareja instalarse en una cómoda casona del Buenos Aires de 1650.-
Hernando Arias de Saavedra.-

A partir de 1653, Saavedra, fue Procurador de Buenos Aires y concomitante a esto, conllevó una rígida devoción católica, preocupado por las doncellas y señoras nobles, para las cuales proyectó y fundó el convento de las monjas Teresas para que les sirviera de asilo.-
Dictó su testamento ante el escribano Méndez Carvajal, un día 15 de octubre de 1677, dejando 4 hijos, de su matrimonio con Estefanía Mena.-
Adelantando tiempos y descendencias, este Juan de Saavedra y Ábalos, 82 años después, fue el tatarabuelo de: Rafael Teodoro Saavedra Rodriguez, bautizado en Buenos Aires el 26 de febrero de 1769 y casado en la misma ciudad, el día 16 de julio de 1795, con Petrona Josefa Cárdenas González, hija de un andaluz, que se desempeñaba como administrador de la Real Renta de Tabaco, en la ciudad porteña.-
Rafael Teodoro, fue uno de los hermanos del Brigadier General Cornelio Saavedra Rodriguez, presidente de las Juntas Independentistas de 1810 y 1811 y padre de 4 varones: José María, José Antonio, Manuel y Ramón Cayetano Saavedra Cárdenas o De Saavedra Cárdenas
Brigadier General Cornelio Saavedra.-

A éste último me voy a referir, porque con él, se inicia la rama uruguaya del linaje que se esparcen por el “Rincón de Ramírez” y por Vergara….
Nació en Buenos Aires, el 20 de setiembre de 1801 y fue bautizado al otro día en la Basílica Nuestra Señora de la Merced, con el nombre de: Ramón Cayetano Francisco Eustaquio Saavedra Cárdenas.-
A los 16 años de edad, se enroló como Sub-Teniente del Batallón 2do de Cazadores. Estuvo junto al General San Martín en el “Cruce de los Andes” y participó de la victoria de Maipú en 1818, de la Independencia del Perú  y de la entrada en Lima, el día 10 de julio de 1821, obteniendo para sí, una medalla de oro con que lo premió el General San Martín.-
Carga de "Granaderos a Caballo", Regimiento del
General José de San Martín.-

Con el grado de Teniente, destacado en el ejército porteño que obedecía a las órdenes del General Martín Rodriguez (ex -gobernador de Buenos Aires y amigo leal del Brigadier General Cornelio Saavedra), Ramón Cayetano, llegó a las tierras de Cerro Largo (hoy, departamento de Treinta y Tres), en el año 1826, incursionando en la zona del “Rincón de Ramírez”, con el fin de ahuyentar a las patrullas brasileras que merodeaban la zona de la Laguna Merín….
Se estaba en los preámbulos de lo que luego sería la denominada la “Guerra del Brasil”.-
Cuenta la tradición familiar que uno de esos días, el andaluz José Ramírez Pérez (poderoso comerciante y latifundista que dio su apellido para siempre, a la conocida rinconada) organizó un baile de gala en su estancia “El Palmar” ( hoy, costas del Tacuarí- Tercera Sección de Treinta y Tres) la cual había sido fundada en 1811 y además de su construcción española, con dos pisos y techos acordes a la época, tenía retoques interiores alhajados con alfombras y cortinados de Persia, sin faltar el piano de cola, para tales eventos.-
Ramírez, en compañía de su esposa, hijo e hijas, acostumbraba a pasar sus temporadas veraniegas en “El Palmar”, dado que su residencia fija, hasta ese momento era en Montevideo. Algún tiempo después, se radicaría en la zona, donde habiendo trabado amistad con el General Juan Antonio Lavalleja, desempeñaría funciones como “Juez de Paz” en la zona del Tacuarí y proveería al ejército de éste, con distintos rubros de comercio.-
Habiendo sido invitado para dicho baile, el General Martín Rodriguez, hizo lo propio con sus oficiales, asistiendo entre ellos el joven Teniente: Ramón Cayetano Saavedra Cárdenas.-
El “flechazo” con Ana Ramírez Carrasco, hija del andaluz antes aludido, fue a primera vista y por esas cosas de la vida y de la guerra, recién se casaron en Montevideo, el día 18 de abril de 1831.-
Saavedra, había decidido seguir al General Martín Rodriguez y luego que éste, fue depuesto y sustituido en el cargo por el General Carlos María de Alvear, retornó a Buenos Aires con su antiguo Jefe. Posteriormente, en 1830, regresó al Uruguay, ya como Teniente Coronel, acompañando al General Rodriguez (quien se exilió hasta su muerte en Montevideo) habiendo simpatizado y luchado a favor de los unitarios que comandaba el General Juan Galo de Lavalle.-
Esto, le salió caro y en el año 1832, Juan Manuel de Rosas, lo hizo borrar definitivamente del escalafón militar argentino.-
A pesar de ello en el año 1869, Sarmiento, hizo incorporar su nombre a la lista de “Guerreros de la Independencia”.-
Pero la decepción pública y militar, ya estaba instalada en Saavedra Cárdenas.-
Se vino con su esposa e hijos (José, Mercedes y Juan Ramón) a ocupar los campos de “El Palmar” y sus aledaños, donde trabajó en la pecuaria durante 44 años y murió en la margen del Tacuarí, un viernes 24 de mayo de 1876, a causa de una apoplejía.-
Tenía 74 años de edad y lo más probable es que el mundo político y militar argentino, ya hacía años que ignoraban su existencia.-
José  Saavedra  Ramírez.-
(Retrato de José Luis
Zorrilla de San Martín)

De sus hijos: José, casa el 30 de junio de 1870 con Isabel Barrozo o Barroso, hija del Almirante “Barón de Amazonas”, se foguea en la “Guerra del Paraguay” entre las fuerzas del General Flores y luego abandona el ejército, prospera en las finanzas  e integra la Comisión del Banco Nacional, junto con Juan Lindolfo Cuestas y Mauricio Llamas.-
Intenta hacer carrera política, pero solo ocupa la banca de Diputados por Montevideo en el año 1901, llegando a presidir la cámara baja. Lo convencen para que intente llegar a la primera Magistratura de la República, pero choca con las voluntades de: Batlle, de Mac Eachen y de Juan Carlos Blanco, debiendo retirarse, vencido y cabizbajo para su casa.-
De su matrimonio con Isabel Barroso, nacen 17 hijos.-
Mercedes, casa con Guillermo Pintos y deja un descendiente solo; mientras que Juan Ramón, casa el día 31 de agosto de 1869 con Carolina Pérez Carrasco (familiar suya) y por los menos, se le conocen dos hijos: Pantaleón Juan, Aníbal y Manuela Saavedra Pérez.-
Escuela Nro. 82 "El Palmar"- "Rincón de Ramírez"-
Departamento de Treinta y Tres.-
Es así que Juan Ramón Saavedra Pérez, en el año 1882, da inicio a la estancia “Santa Ana” en costas del Tacuarí, - Tercera Sección de Treinta y Tres- (hoy, Escuela –Hogar de la Iglesia Católica) y que además, fue militante del Partido Colorado, Juez de Paz de dicha Sección y Jefe de Correos en Vergara, a partir del día 11 de octubre de 1903.-
Su hijo Aníbal G. Saavedra Pérez, continuó explotando la estancia “Santa Ana”, también fue Juez de Paz de la Tercera Sección y referente del Partido Colorado.-
Casó con Felipa Batista y de ese matrimonio nacieron tres hijas: María Angélica, María Yolanda y María Carolina, las cuales fallecieron solteras, sin dejar descendencia.-
Hasta último momento, explotaron la hacienda “Santa Ana” y tanto el casco de la estancia como sus campos, fueron legados por testamento a la Iglesia Católica del Uruguay.-
Casa antigua, que fuera propiedad de Manuela Saavedra Pérez de Silveira,
ubicada en la ciudad de Vergara.-

Mientras que Manuela J. Saavedra Pérez, casa en Vergara, con Ramón Basilicio Silveira o Silvera Sosa y residen en la casa que hace esquina con las calles: Coronel Francisco Tajes y Dionisio Coronel, frente a la Plaza "Confraternidad" (donde hoy está el bar de Julio Ramos y domicilio del "Yiyo" Lucas").-
De dicho matrimonio no se conoce descendencia y ambos, tuvieron importante incumbencia religiosa en el inicio y posterior desarrollo de la Parroquia del Sagrado Corazón, de la ciudad de Vergara.-
Panteón de la familia Saavedra-Ramírez.-
Cementerio de Vergara (Treinta y Tres)

En el cementerio de Vergara y en el panteón de la familia “SAAVEDRA-RAMÍREZ”, reposan los restos de: Juan Ramón Saavedra Ramírez, fallecido el día 27 de abril de 1904; su esposa: Carolina Pérez Carrasco de Saavedra, fallecida el día 18 de setiembre de 1929; los hijos: Aníbal G. Saavedra Pérez, fallecido el día 22 de marzo de 1940; su esposa: Felipa Batista de Saavedra, fallecida el día 19 de julio de 1962 y Manuela J. Saavedra Pérez de Silveira, fallecida el día 19 de diciembre de 1963.-
Además de una urna, conteniendo los restos de: Clementina Saavedra, fallecida el día 3 de setiembre de 1949.-
En el mismo panteón y en féretros ubicados en distintos lugares, descansan: “Las Tres Marías”: María Yolanda, fallecida el día 8 de setiembre de 1994; María Angélica, fallecida el día 10 de diciembre del 2002 y María Carolina Saavedra Batista, fallecida el día 12 de marzo del 2008.-
En otro de los nichos de la necrópolis, descansa: Juan Carlos Saavedra, fallecido el día 6 de abril de 1963 y quien fuera en vida entre otras cosas: cobrador de socios del Club “Centro Uruguay” y representante de la firma “Saint Hnos” del Uruguay, en los años en que se desplazaban en un carruaje, que era cinchado por mulas.-
Para culminar estas líneas, he de hacer constar que el apellido "SAAVEDRA" en el Uruguay está emparentado con: Alzaga de Soriano; Gómez Haedo; García de Zúñiga; Zuviría; y los de las Carreras (por el lado de Roberto (el dandy y poeta montevideano).-
A su vez la descendencia es numerosa y entre ellos se pueden citar a: Saavedra- Barrozo; Saavedra Guani; Supervielle Saavedra; Azevedo Saavedra; Saavedra Rodriguez; Saavedra Gregorini; Saavedra Vaeza; Cardoso Saavedra; Saavedra Victorica; Pyñeirúa Saavedra; Pintos-Saavedra; Saavedra Pérez; Saavedra-Batista; Topolansky Saavedra (en este caso específico la Sra. Senadora de la República: Lucía Topolansky Saavedra) y Saavedra-Olano.....

(Fuentes: Internet, “El Libro de los Linajes” de Ricardo Goldaracena y foto de la Escuela de "El Palmar", tomada por Flavia González).-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 24 de febrero del 2017.-


2 comentarios: