domingo, 10 de junio de 2018

"JABÓN CASERO Y JABÓN DE OLOR".....
Servía -dijera mi padre- "pa bañar y pa bañarse", pero con el aditivo de que no hacían mucha espuma.....
Alcancé a conocer esos menesteres, porque mi abuela materna María Rosa Faliveni de Ávila de Cuello, que era nacida en "Los Higuerones" (Segunda Sección de Treinta y Tres)- más cerca de la "Cuchilla de Dionisio"- era fina para hacer jabón casero, pasas de uva, orejones, salsa de tomates, chorizos "de chancho la mano de obra"- como decía el carnicero Piñero- morcillas dulces, albóndigas dulces y saladas, queso de chancho y todita una gama de dulces, que hasta de tomates y de papa, hacía.-
Eran otras épocas. Y mi abuela que era hija de un "tano" (que se vino disparando del pueblecito de Curti, cerca de Salerno, en el Golfo de Nápoles y nunca más volvió al pago natal) y de una brasilera, que decía que era parienta de Souza Ávila (un portugués que en 1840 era dueño, de medio Departamento de Treinta y Tres), había aprendido todas esas tareas porque lógicamente, en la "Cuchilla de Dionisio", no tenían un "Supermercado" cerca.....
Eran 14 hermanos, entre varones y mujeres los Faliveni-Dávila y todos sabían "doblar el lomo" y dialogar con la madre tierra arando y sembrando de todo un poco y hasta sabían carnear ovinos y vacunos si se les daba la ocasión.....
Gente que se levantaban al alba y se acostaban con la primera estrella, pero que también sabían "correr la pata" en los bailes que se armaban en las casas de familia con guitarra y acordeón.-
Gente que vivieron la guerra de 1904, la "aparición de la estrella con cola" (El comenta Halley) y el levantamiento de Basilio Muñoz en 1910, cuando los blancos que lo seguían a Bernabé Noblía, les rompieron de gusto la chacra a los Faliveni (quizá porque toda la familia era colorada y el viejo italiano era íntimo amigo del General Basilisio Saravia) con los caballos pisoteándoles todo, les cortaron tres o cuatro alambrados y le llevaron un petiso requisado a Carlos Faliveni, que era un gurí chico y que era hermano de mi abuela.-
A todo esto la madre de mi abuela, que era una brasilera "tora", salió con una escopeta del viejo que en esos momentos no estaba en la casa y les echó la boca a los insurrectos tratándolos de "Fiada puta" y después, ella misma fue a hablar con Noblía para que le devolvieran el petiso de Carlos y éste, ordenó que así fuera, reprendiendo al que había incautado el equino.-
Ahora, si "tora" era la brasilera vieja (que le daban unos ataques de asma bárbaros y que tenía que fumar "floripón"), el italiano viejo y bigotudo tampoco se quedaba atrás y al menor descuido de los gurises los pasaba por la zotera del arreador, haciéndolos marchar sin salirse de la línea.-
Eran gente que habían venido a laburar en lo que fuera y enseñaban a sus hijos e hijas, con la misma "escuadra" y la misma "plomada" con que ellos habían construido cimientos de honestidad, de dignidad y de trabajo.-
Y así como mi abuela me contaba que a los caballos le curaban la sarna refregándoles con un trapo embebido en querosén; que a las ovejas les daban "tomas" de "tés de ajenjo o de hoja de duraznero" para la lombriz o les daban "vuelta la pisada" si tenían "heridas con gusanera", también me contaba que antes de existir el producto "EAS"- con gran parte de soda caústica- hacían la lejía para el jabón casero, con yuyo colorado, con manrubio, con quina o con otros yuyos que sabían que tenían potasa y sal.-
Para hacer jabón ponían 20 litros de agua en una tina, con fuego hecho con "coronilla rastrero" o "leña petisa" (como le llaman en el campo a la bosta de vaca), adentro le ponían determinada proporción de grasa de oveja o de vaca o en su defecto cinco kilos de "chicharrones" y después revolvían pacientemente con una pala de madera, una hora y media más o menos.-
Cuando el líquido espesaba y quedaba color marrón, retiraban la tina del fuego y la dejaban enfriar "al sereno" toda la noche.-
Al otro día a cuchillo nomás, cortaban los trozos de jabón......
No me olvido que en Vergara, en la década de 1950, "El Loco" Víctor Lucas junto con un muchacho que le decían "Cacho", pusieron una jabonería en sociedad......
Ya era la época del producto "EAS" que bastante se vendía en el comercio de casa y usaban leña para calentar el recipiente, ya no usaban más "coronilla rastrero".-
La plata para ese emprendimiento, la consiguió "El Cacho" que hacía exhibiciones de baile de "twuis" y arrancaba el carcajerío del "pichaje" que no tenían más nada que hacer; pidiéndole prestada "con réditos" al "Rubio" Padula.....
Grasa vacuna que se derrite y con el producido se hace jabón casero.-
Cuentan que "El Loco Víctor", lo preparaba al "Cacho" (que era media lengua) en la cuestión del "marcketing":......Usté, se pone saco, corbata y sombrero cuando vaya a los comercios a ofrecer el jabón !....Me entendió o no me entendió?....
-Tendí sí don Vito......decía "El Cacho" en su afán de memorizarse las reglas de juego...
- Bueno y si hay gente : Usté se para en la puerta del comercio, se saca el sombrero y dice correctamente: Buenos Días o Buenas Tardes....Me permiten pasar ? y se presenta y les dice quién es usté y qué anda ofertando jabón !!.... A ver ? repita como le dije ?...
- Yo ento al comecio, digo Buena Tade...
- No señor !!! Ya le dije que no tenía qué entrar! Que Usté se para en la puerta, se saca el sombrero ceremoniosamente como hace una persona educada y con urbanidad mediante, saluda y pide permiso para entrar....Si le es concedido el permiso...Ahí recién entra.....A ver? Vuelva a repetir.....
Y así igual lo tenía toda la tarde al pobre "Cacho" mareándolo con los gritos, con los gestos y con las consideraciones emitidas......
Pero al final después de tanto "vareo" el otro agarró "compostura" y salió a ofrecer jabón por los comercios del pueblo.-
No sé si le compraron o no. Lo que sé es que en la calle se encontró con "El Rubio" Padula y lo puso al tanto de los acontecimientos, para terminar diciéndole:- On Paúla.... La plata que uté me pretó lotodía...Ya empezó a dá dividendo !!....Va machando la fábica!
- Ah me alegro mucho mijo y qué siga marchando esa empresa- le contestó "El Rubio" y tuvo que darle la espalda porque no aguantaba la risa.....
Pocos días después ya muy decaído porque "la fábrica" se venía a pique, "El Cacho" fue en busca de Padula hasta su casa en "La Cuchilla":- Uté sabe on Paúla que se ceó la fábica!.....
- Bueno y qué pasó mijo, que no anduvo la cosa?
- Teminamos peliau con el Loco Vito....Me mandó juntá magaritas en el campo poque quería hacé jabón con oló....
- Y no les salió el asunto mijo, no pudieron darle olor al jabón?
-No, on Paúla....No saió ! Y casi no agarramo a tompadas con el Loco Vito...Y tá y yo me fui! Y ahoa vine con door en el alma a decile a uté.....que la plata que me pretó.... yap nop da divip dendo....!! Buáaaaaa......Y se largo a llorar el pobre muchacho...
"El Rubio" canchero viejo, lo consoló un poco:- Bueno mijo vaya tranquilo, que va a hacer....no se entendieron bueno tá....no es la primera vez que dos hombres no se entienden en un negocio....vaya nomás tranquilo.....
Al fin y al cabo la plata de Viterbo Rosa Padula Merlino.....se desvaneció en el aire vergarense, conjuntamente con "los réditos" y con los sueños esperanzados del mismo jabón de olor.-
Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 10 de junio del 2018.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario