sábado, 17 de diciembre de 2016

                         " Y BASILIO SE SUBLEVÓ ".......
Basilio Muñoz Romero.-
En enero del año 1935, se propagó por los campos orientales un esbozo de revolución, que no pasó de una protesta armada, con algunos fusiles, cuchillos, revólveres y "el mango" de algún "talero" que otro, por lo cual una de las denominaciones fue: "Revolución del Talero" (la más común y en alusión "al garrote" que dieron mutuamente, ambos bandos); "Revolución del Machete" ("Dr. Emilio Frugoni"- por la cantidad y el apoyo de Policías, nunca antes visto, que participaron en la misma-); "Revolución de Enero" (conforme al libro que escribió Justino Zavala Muniz) o la "Revolución de los Nueve Días" (por la duración que tuvo).-
"Policía Rural" del gobierno de Terra, en 1935,
en algún lugar de la campaña oriental.-

Todo comenzó el 28 de enero de ese año, cuando Basilio Muñoz Romero, caudillo blanco, nacido en el Departamento de Durazno un 13 de setiembre de 1860, hacendado, lugarteniente e íntimo amigo de Aparicio Saravia, Escribano de profesión, con grado de General en las campañas bélicas y esposo de la Sra. Amelia Muñoz, convocó gente "de armas tomar" e invadió desde el Brasil, en tres autos y dos camiones (donde habían sido acondicionadas armas y municiones), por la zona de "Carpintería" (Departamento de Rivera) en compañía de sus hijos: "Cacho" y Alberto y de Fares Marexiano.-
Tenía 74 años de edad.-
La misma edad con la que su padre el Coronel Basilio Muñoz Galván- había servido a los blancos en 1904- evacuando heridos de Mansavillagra, Illescas y "Paso del Sauce de Conventos", hacia el Brasil y había estado al servicio de la causa y de las armas desde 1875, junto a la "Revolución Tricolor"; 1886 "Revolución del Quebracho"; 1896 "Grito de Cañada Brava"; 1897 (fue uno de los que cargó a lanza en "Arbolito", siendo Jefe de la División de Durazno); 1904 (protagonista en "Tupambaé" y en "Masoller", luego fue nombrado General tras caer herido Aparicio y firmó la paz en Aceguá); 1910 (se levantó en armas con Nepomuceno Saravia y libraron combate con la guarnición de "Nico Pérez", tomando pueblo y cuartel por dos días) y por último en 1935- no pasó de un levantamiento armado, pero, se le consideraría:"su última revolución".-
Vuelto a la vida pacífica, falleció en Montevideo el 4 de julio de 1948, a los 87 años de edad, en plena sesión del legislativo, mientras se desempeñaba como Senador por el Partido Nacional.-
Pero no fue solo Basilio Muñoz, quien "fabricó" esta revolución.....
Dr. Lorenzo Carnelli.-
Ahí estaban por ejemplo entre muchos más: Justino Zavala Muniz, Luis Batlle Berres, Tomás Berreta, Alfeo Brum, Héctor Grauert, Andrés Martínez Trueba y Exequiel Silveira (que eran "Colorados Batllistas"); estaba el escritor "Paco" Espínola y el Dr. Emilio Frugoni (que eran Socialistas) y estaba el Dr. Lorenzo Carnelli, Basilio Antúnez, Isidoro Noblía, Mariano Saravia, Ismael Cortinas, Carlos Quijano y Ricardo Paseyro que junto a Basilio eran "Blancos Independientes" y que habían adoptado una postura diametralmente opuesta a la del Dr. Luis Alberto de Herrera (Blanco, fundador del "Herrerismo") y a la del Dr. Pedro Manini Ríos (Colorado, fundador del "Riverismo") quienes no acompañaron la Revolución y fueron en parte, los pilares que sostuvieron el gobierno dictatorial del Dr. Gabriel Terra.-
Saturno Irureta Goyena.-
Dr. Luis Alberto de Herrera.-
Habían militares, como el General Julio César Martínez (el "hombre fuerte" con el cual contaba Muñoz, que era "Colorado Batllista" y había sido pasado a retiro, por orden de Terra) y como el Teniente Enrique Goicochea (caído en el bombardeo de "Picada de los Ladrones"- en el Río Negro), pero eran ínfimos, dado que la gran mayoría se  mantuvieron en absoluta neutralidad, más allá de que hubieron conspiraciones rápidamente desbaratadas, en el Cuartel de Artillería Nro. 1 y en Florida, donde un grupo de civiles y sub oficiales retirados, intentaron insubordinar el Regimiento local.-
Se cuenta que en la misiones de bombardeos y reconocimientos aéreos, participó el después caudillo colorado y Presidente de la República General Oscar Diego Gestido, despegando con los aviones desde un campo, ubicado en Santa Clara de Olimar y que una partida de los insurgentes de Muñoz, capturó por los menos a siete militares en los montes de Cerro Largo y que el resto huyó, evitando el enfrentamiento y dejando abandonados en el campo dos vehículos, ponchos, correajes y proveedoras.-
Jose Pedro Zuluaga.-

Presidente Dr. Gabriel
Terra.-
En esta zona de Vergara, los "Jefes" del levantamiento, predominantemente fueron estancieros, como: Saturno Irureta Goyena (ayudante de Muñoz, en la revolución de 1904); Palmiro Fernández; Francisco Gigena Alves "El Querido"; Luis Justiniano Padula; Escribano Pedro Méndez Vallony; Anacleto Machado; con sus "Ayudantes": el brasilero Ananías Fernández, "El Chico Galletero" y Carlos Senosiain Larrosa (todos ellos, "Blancos Independientes" o "Blancos Avestruceros"- como también se les llamaba en forma despectiva-) y del otro lado, los que estaban al servicio del gobierno de Terra, también eran hacendados: Cesáreo Saravia (que era "Blanco Herrerista") y José Pedro Zuluaga (que de "Colorado Batllista", había virado hacia el "Terrismo").-

Palmiro Fernández Almeida con parte de sus hijos.-
El fin común de los insurgentes era provocar el levantamiento progresivo del pueblo para derrocar el gobierno, que tras el golpe de estado del 31 de marzo de 1933, se había granjeado en especial, el apoyo de Bomberos y Policías, contando además con el sostén que le brindaba el General Alfredo Baldomir, que era cuñado del Presidente, había sido Jefe de Policía de Montevideo con el grado de Coronel y desde el año 1934 (ascendido al rango de General), ocupaba el cargo de Ministro de Defensa Nacional.-
Como en la revolución de 1904, los Policías de las Seccionales del interior del país tuvieron que salir a la campaña y los edificios que dejaron en los pueblos, fueron ocupados por vecinos armados, que obraron como "Policía Vecinal" velando por la seguridad y por los bienes de los pobladores.-

Francisco Gigena Silvera ("El Querido").-
En el caso puntual de Vergara, el Comisario de la Policía Seccional Pedro Martín Zuluaga ("Colorado Sosista" y estanciero), salió a campaña con casi toda su gente y quedó a cargo de la Comisaría, el titulado "Comisario de la Policía Vecinal" don Francisco Barboza (un ciudadano blanco, nacido en el Departamento de San José, con fama probada de corajudo y que había peleado en el ejército de Aparicio en las revoluciones de 1897 y 1904), quien se colocó un brazalete que decía "COMISARIO DEL PUEBLO", contó con la ayuda del Escribiente Natalio Vergara Gigena "El Trompo", del Sub Oficial Nicomedes Almeida y del Guardia Civil Víctor Ferreira, reunió vecinos de confianza, recorrió a caballo una y otra vez las calles por momentos desiertas, por momentos concurridas y veló celosamente por todo lo que había quedado a su cargo.- 
General Alfredo Baldomir.-
Aun así, "las partidas gubernistas" de Saravia y de José Pedro Zuluaga, entraban intempestivamente por las calles de Vergara, registraban domicilios (como el de doña Aelia Larrosa de Senosiain) en busca de armas; capturaban sospechosos, como lo hicieron por ejemplo con los hermanos Paulino y Santos Rodriguez Soto, Juan José Silvera "El Toto", Floro Olivera Reyes y con el propio "Chico Galletero"-cuyo nombre y apellido nunca se supo- y les incitaban a que dijeran donde estaban escondidos los "Jefes" del levantamiento. Pero nunca lo dijeron...Porque tampoco lo sabían.-
Cesáreo Saravia Rodríguez.-
Incluso una madrugada, una "partida gubernista", intentó "allanar" la casa de campo de Brígido Gigena Alves (en la Costa del Parao) y tras serle negada la entrada al patio por el quintero del establecimiento: José Falcón (que los hizo dar vuelta revólver en mano), ingresaron al galpón donde estaban ordeñando y le dispararon un tiro de carabina a Fermín Andrada- que lo hirió levemente- y le propinaron un "culatazo" en la frente a Martires Olivera, aunque ninguno de los dos había ofrecido resistencia  y las únicas armas que tenían, eran los "baldes del ordeñe".-
Buscaban sin tregua a Palmiro Fernández y a Francisco Gigena Alves "El Querido" y pensaban que éstos, estaban en la casa  aludida y que habían armas largas, caballadas y más hombres escondidos....
A todo ello, los dos "Jefes" antes nombrados, más el brasilero Ananías Fernández y Carlos Senosiain Larrosa, estaban ocultos en la casona de los esposos: Luis Padula y Mamerta Gigena Alves, en las Costas del Sarandí Grande (Tercera Sección de Treinta y Tres). Mientras que el Escribano Pedro Méndez Vallony, se había ocultado en el monte cerca de su estancia y solo salía en horas de la noche y cuando se cercioraba que estaba todo tranquilo.-
Pedro Martín Zuluaga
En varios lugares y para que la gente del gobierno no las requisara, escondían las caballadas para adentro del monte, haciendo corrales rudimentarios, los que rodeaban con "alambre negro" y les ponían dos o más hombres para que los "rondaran".-
En la vieja "picada" del arroyo Parao (para arriba del "Paso Mamerta"), estaba acampado el Comisario Pedro Martín Zuluaga, con varios de sus policías y luego contaría a sus familiares, que para "despuntar" el aburrimiento y como no habían llevado naipes, fabricaron una "taba" con madera de un árbol, trazaron una "cancha" y armaron un partido por dinero, donde el mismo Comisario tuvo que abandonar, cuando ya le iban quedando unos pocos pesos en la billetera....  
Y don Plácido Lanza, panadero en Vergara (que había sido alférez de la División Blanca de Berro en 1904 y herido en un brazo por un tiro de fusil en la batalla de "Masoller") de acuerdo a orden emitida por el Sr. Fermín Hontou, que era el Jefe de Policía de Treinta y Tres, lo hacían ir a presentarse todos los días a la Comisaría Seccional (de mañana y de noche), porque sabían de su pasado guerrero, de su oposición al gobierno y temían que fuera uno de los "contactos" que tenían los revolucionarios....
Hubieron dos enfrentamientos armados: el 28 de enero, en "Paso de Morlán" (Colonia) donde comandaba los insurgentes Ovidio Alonso, estaba "Paco" Espínola en la línea de fuego y cayeron tres muertos: Raúl Magariños, Alberto Saavedra y Pedro Sosa, bajo la balacera del Regimiento de Colonia, dos Cadetes de la Escuela Militar y Policías de la zona.....
Del lado del gobierno, también hubieron muertos y heridos, pero, se trató de atenuar el asunto ocultando varios datos....
Francisco "Paco" Espínola.-
El día 5 de febrero, cuando ya todo estaba terminado, cerca de las "Sierras de Mahoma" (Maldonado), una columna de Canelones, que mandaba Álvaro Platero, se enfrentó a efectivos del Regimiento 15to. de Infantería, reforzados por Policías y ciudadanos de la zona, cayendo muerto en el tiroteo: Benigno Corrales, que comandaba la vanguardia; mientras que Platero, logró sacar a los otros, internándose en campos del Departamento de Lavalleja.-
Quedaron muchas anécdotas de esta revolución, que sin duda, dan para escribir un libro.-

Pero lo cierto es, que el día 4 de febrero, en horas del mediodía, aviones de guerra "POTEZ 25" del gobierno, bombardearon el campamento de Muñoz en la "Picada de los Ladrones", en el río Negro- Departamento de Cerro Largo, desparramando y matando caballos pero además segando la vida del Teniente Enrique Goicochea (que se había escapado de un Cuartel en Montevideo), de Segundo Muniz Massaro (hijo del General Justino Muniz), de Basilio Pereira, de Marcos Mieres y del italiano Luis J. Gino, quienes entre aproximadamente 500 hombres más, se aprestaban a comer para luego dispersarse con distintos rumbos, porque la revolución había abortado por falta de apoyo, habían llegado proposiciones de paz del General Urrutia y obviamente, ya nada se conseguía por el camino de las armas.-
Los aviones, los descubrieron por el humo de los fogones encendidos y además de Basilio Muñoz y sus hijos, allí se encontraban Exequiel Silveira (que luego sería Jefe de Policía, en Cerro Largo y que tenía campos en Fraile Muerto), Justino Zavala Muniz (que era el Secretario de Muñoz), Mariano Saravia e Isidoro Noblía....

El día 6 de febrero de 1935, todo se había terminado.-
Muñoz, sus hijos y Noblía, volvían para el Brasil. Otros, marcharon al exilio en Buenos Aires o en el Brasil. Otros fueron perseguidos y por los menos 70 hombres, quedaron presos en la "Isla de Flores", entre ellos: el Dr. Emilio Frugoni, Alfeo Brum, el Dr. Gustavo Gallinal y el Médico Veterinario Dr. Miguel C. Rubino.-
Las cicatrices y los hondos desencuentros que se originaron, no fueron fáciles de cerrar, aunque no hay duda que ésta, fue "la última patriada"...
El día 19 de febrero, el Dr. Terra, agradeció por radio el apoyo del Ejército y de la Policía "por su lealtad inquebrantable a la causa del orden", a la vez que enviaba sendas cartas de reconocimiento a los jefes de las "milicias voluntarias" que de su lado, habían auxiliado a las fuerzas armadas (en el caso de Vergara, se conoce que envió textos escritos a Cesáreo Saravia y a José Pedro Zuluaga).-
Cuentan que don Palmiro Fernández Almeida, mandó un chasque a caballo a la casa de Bairo Machado ("Blanco Independiente" en esa época) en el "Paso de Píriz", con la orden verbal escueta y precisa:- "Decile a Bairo de que hay oídas bien seguras de que BASILIO SE SUBLEVÓ......Que la revolución sale o sale".....
Muchos años después, allá por 1978, cuando en el comercio de mi padre se comentaban las anécdotas de la "Revolución del Talero", por bromear le preguntábamos a Donaldo Larrosa, personaje vergarense nacido en el "Rincón de Ramírez":- Y Usté Donaldo no fue a la revolución?......
- Bué y como no voy a ir.....Fui sí....Nada más que yo fui a Río Negro....Allá sí que corrió sangre con la bomba que tiraron los aviones....Ah corrió sangre sí....
- Y alcanzó a pelear o no?...
-No, la verdá que pelear no....No alcancé....No alcancé porque ya cuando yegué si había terminao todo.....Ah si no bía peleao sí...Sí yo iba armao hasta los dientes.....Y que me abrazaba me abrazaba.....
Mi padre de crianza sacudía la cabeza y nos decía:- Dejen ese loco quieto que todo lo que le está diciendo es mentira....Nunca salió de los campos del Rincón de Ramírez. Habla porque tiene ganas de hablar pavadas y contar mentiras....
A casi 82 años años de sucedida "La Revolución del Talero", he tratado de sintetizar y compartir estos datos, para que prevalezcan en el tiempo y en la historia, como los que lucharon o los que sucumbieron, por defender la democracia, el derecho y las garantías, de todos y cada uno de los orientales.-

(Fuentes: Apuntes y crónicas varias extraídas de Internet, junto al testimonio de vecinos vergarenses tales como: Hermógenes Mombrú, Paulo Araújo, María Fabra de Batalla, Trinidad Andrada Suárez, Santa Rodriguez de Cardozo, Gilberto Cardozo, Pedro Sequeira Allende, María Mercedes Lanza Villar "Maruja", Vicenta Acosta Sosa, Aladino Lima, Mirtha Zuluaga de Machado y Carlos Machado Pires).-
(Agradecimiento a Laura Fernández, por la foto familiar de su abuelo Palmiro).- 

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 17 de diciembre del 2016.-




Don Francisco Barboza.-
Ciudadano, que se hizo cargo de la Policía en Vergara
y se tituló el mismo: "COMISARIO DEL PUEBLO".-


Vecinos de Vergara, durante la Revolución de 1935 .-
Izquierda: Balbina Pereira; el niño: Leandro Batalla y a la derecha (de revólver): Florentino Machado Mallorca.-

Uno de los aviones del gobierno, que participaron en el bombardeo de la "Picada de los Ladrones".-
"Policía Vecinal" frente a la Comisaría de Vergara, en el año 1935.-
(Entre ellos estaban: don Francisco Barboza- a la izquierda recostado en el árbol- Natalio Vergara, Nicomedes Almeida y Víctor Ferreira).-





No hay comentarios:

Publicar un comentario