domingo, 20 de noviembre de 2016



LAS ESCULTURAS DEL ITALIANO AZZARINI......Y EL "MAUSOLEO DE LOS ALVES".....

Juan Azzarini, nació en Génova (Italia) el día 26 de marzo de 1853.-
Desde niño mostró afición por el dibujo y la escultura, ingresando a temprana edad y formándose como escultor en la Academia de Génova.-
Posteriormente, se casó con la italiana Teresa Arabanti y en el año 1879, se trasladaron a vivir a Montevideo, donde él, ejerció como Profesor de Dibujo en la Escuela de Artes y Oficios.-
Alumno del marmolista y destacado escultor italiano José Livi, también Azzarini, se destacó, especializándose en obras de arte funerario (estatuas, bustos, alegorías de origen clásico y cristiano, combinadas, etc.).-
Sus obras, se diseminaron por plazas, cementerios y estancias del Uruguay y de Río Grande del Sur.-
Pero especialmente y como ya lo señalé en renglón anterior, su obra "vive" en los cementerios: Central y del Buceo (Montevideo); Artigas; Fray Bentos; Paysandú; Salto y Vergara....
Es el escultor que hasta el momento tiene más obras, en el Cementerio Central de Montevideo y en el Cementerio Viejo o "Monumento a la Perpetuidad" en Paysandú, donde se destaca el mausoleo a Luis Galán y Rocha, erigido en el año 1907.-
Pero la obra más conocida de Azzarini, es el busto del General José Gervasio Artigas, que se encuentra ubicado en la "Meseta de Artigas" a 5.50 metros de altura. Fue inaugurado en el año 1899 y está colocado sobre una columna de granito, asentada sobre una base piramidal.-
En 1892, el escultor participó del monumento que en la "Plaza Independencia" de la ciudad de Durazno, le levantaron al Almirante Cristóbal Colón, con motivo de los 400 años de su llegada a América.-
Pero no todos sus trabajos, se realizaron en el taller de la ciudad de Montevideo.-
Algunos, como el "Mausoleo de Alves" por ejemplo, fue encargado al marmolista italiano Enrico Butti (radicado en Génova) quien efectuaba el trabajo siguiendo en forma fiel los diseños, que le enviaba su amigo Azzarini.-
Así fue que el día 1ero de agosto de 1908, se instaló en Vergara, en el interior de un terreno que medía una hectárea y cuarenta y siete metros, propiedad del vasco Isidro Tellechea (vendido en cien pesos al Concejo Auxiliar de Vergara), el "Mausoleo de Alves" (en alusión al brasileño Venancio Alves Pereira, quien había fallecido el día 22 de enero del año 1900 en su estancia "La Trinidad", sita en el "Rincón de Ramirez"- Tercera Sección del Departamento de Treinta y Tres).-
En forma primaria, fue sepultado en un cementerio rural que había frente a la estancia y que se había originado para albergar a los fallecidos de la batalla del día 27 de abril de 1870, cuando en los aledaños del lugar, se enfrentaron las fuerzas blancas del General Timoteo Aparicio, con las coloradas, al mando del Coronel Máximo Pérez, Segundo Jefe de la guarnición de la "Villa de Melo".-
El día 22 de diciembre de 1906, el Sr. Floro Alves Pereira (hijo de Venancio), solicitó permiso al Concejo Auxiliar de Vergara, para colocar el mausoleo en campos de "La Trinidad" a efectos de exhumar los restos de su padre, aduciendo que no lo hacía en el cementerio de Vergara, "dado que el mismo se encontraba en malas condiciones" (se refería al "Cementerio Viejo", donde hoy funciona la Plazoleta de Deportes del barrio "La Cuchilla").-
El pedido, le fue denegado. Pero en ese caso, el día 9 de marzo de 1907, la autoridad municipal le contestó a Floro Alves, "que se vería con satisfacción la colocación en el nuevo cementerio (de Vergara) por ser una obra de arte única en el Departamento (se refería a la escultura de Azzarini) por lo tanto se le da gratuitamente el terreno"....
Así fue que se conoció la historia contada una y otra vez por la tradición oral, de que dicho monumento había sido traído directamente en barco desde Génova hasta el Puerto de Montevideo. Desde allí, en ferrocarril hasta la estación "Nico Pérez" (Departamento de Florida) y luego para Vergara, cargado por piezas en un convoy de 7 carretas tiradas por bueyes, las que eran conducidas por los carreros: Damasio Martínez (que era el capataz); Eustaquio Navarro; Rosa Olmos; los hermanos: Eustaquio y Carmelo Barboza; Ángel Custodio Techera "El Teniente" y Bernabel Ferreira Suárez "El Portugués".-
La obra, fue dedicada al extinto, por su esposa Dorotea Petrona Felicia Fernández Machado. Realizada toda ella en mármol de Carrara y entre varios detalles, el del ángel que aparece en la parte superior (con un yelmo en su cabeza y una corona de olivos entre sus manos) el cual no está adosado de firme al monumento, sino que lo sostienen "contrapesas" de plomo en su parte inferior. Hasta el momento, ningún ventarrón lo ha tirado al suelo......
Para los entendidos en la materia, esta obra colosal, tendría en su estructura símbolos que la identifican con la Masonería. Al parecer, era el gusto de Azzarini: "mezclar" símbolos cristianos con otros más, extraídos de la Masonería. Como también se distinguió de su maestro Livi, en aquello de que los ángeles de sus construcciones, no se muestran en actitudes taciturnas y/o meditativas.-
Más allá de todo esto, el mausoleo, que les costó a los Alves, la suma de 10.000 pesos, está para ser visto y apreciado en toda su magnificencia en la necrópolis de la ciudad de Vergara.....
En otro orden de cosas, el italiano Juan Azzarini, sin amasar cuantiosa fortuna con sus mármoles y tallados, pero viviendo "sin estrés" y con cierto desahogo, falleció en Montevideo en el año 1924.-


(Fuente: Recopilación de datos, efectuada por: José Luis Cuello Núñez y Jorge Carlos Muniz Cuello).-

Texto: Jorge Muniz.-
Vergara, 20 de noviembre del 2016.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario